Avistamientos OVNIS, telepatía y más cosas misteriosas salieron a la luz y los puedes consultar en línea.

La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA por sus siglas en inglés) desclasifico más de 12 millones de archivos que hasta ahora permanecerían en secreto y los colocó en su portal web para que todo el mundo pudiera tener acceso a ellos.

Esta es una gran noticia para los historiadores, periodistas y amantes de las teorías de la conspiración que no pueden viajar hasta College Park, Maryland, donde se encuentran archivos de la CIA, hacer fila entre las horas de 9 am y las 4:30 pm; y esperar a tener la suerte suficiente para que los únicos cuatro equipos que están autorizados para dar esta información, la den y te dejen sacarle una fotocopia o notas y emprendas el complicado camino de regreso a tu casa (mientras te investigan).

Aunque pareciera broma, entre los documentos desclasificados podemos encontrar cosas que hasta hace muy poco considerábamos rumores, como el caso de Proyecto Stargate (una onda de espionaje psíquico) o el avistamiento de Ovnis, junto a reportes de la Crisis de Misiles que tuvieron con Cuba, crímenes de guerra perpetuados por Nazis, la operación Berlin Tunnel con la que intervinieron las comunicaciones del ejército soviético y muchos más.

Los documentos liberados datan de 1940 a 1990 y su publicación obedece a una orden presidencial de 1995 (dada por Bill Clinton), pero su origen va décadas atrás, cuando la agencia desclasifico la transcripción de una plática entre Barbara Walters y Fidel Castro, ocurrida en 1977, en la que hablan sobre las pruebas que tenía el cubano sobre las intenciones de matarlo que tenia la CIA.

“Desclasificar todos los documentos del mundo no logra nada, si la gente no puede tener acceso a ellos,” afirmó Steve Aftergood, director del Project on Government Secrecy at the Federation of American Scientists.

Pese a ley Clintón, acceder a estos datos era complicado (como lo describimos en las líneas arriba escritas) además de que la agencia se había resistido a la presión popular y no había publicado su base de datos en línea, en parte porque el trabajo de escanear todos los archivos en papel les tomaría “por lo menos seis años para liberar todos los documentos”.

En 2014, la organización de noticias sin fines de lucro MuckRockpresentó una demanda para tener acceso a toda la base de datos basándose en la Ley de Libertad de Información estadounidense. La CIA repitió que les tomaría mucho tiempo escanear los documentos.  Tras la negativa, Michael Best, un periodista e investigador, lanzó una campaña de Kickstarter para recaudar fondos para copiar y escanear todos los documentos manualmente.

En noviembre pasado, la CIA respondió a MuckRock que tendría los archivos arriba en menos de un año. Y aquí estamos hoy, dos meses después, con una interesante pila de documentos por leer y que evidentemente aún tienen muchos parches de censura (para ver las versiones más amplias sigue siendo necesario viajar a Maryland).

vía Buzzfeed

temas