Arrestan a vendedores de pruebas de Covid-19 negativas

Las distribuían en el mercado negro.
Fuente: Getty Images

Las personas están comprando pruebas de Covid 19 negativas en el mercado negro para poder viajar de manera internacional sin restricciones. Las autoridades en Francia arrestaron a siete personas que son presuntos vendedores de pruebas de Covid 19, y parece que las habían ofrecido en el aeropuerto Charles de Gaulle, el más grande del país.

Las autoridades francesas se encuentran investigando el caso, pero al momento no es claro cuántas pruebas habían vendido los detenidos al momento de ser arrestados. Según la oficina del fiscal de Bobigny, los vendedores ofrecían las pruebas entre 150 y 300 euros cada una, es decir, entre 3,500 y 7,000 pesos aproximadamente.

Los responsables, seis hombres y una mujer de entre 29 y 52 años de edad, podrían recibir una multa de hasta 375,000 euros, y también podrían enfrentar hasta 5 años de prisión.

No es la primera vez que se reporta un caso como este en el que las personas falsifican una prueba de Covid para poder viajar. Un hombre anónimo le confesó a The Lancaster Telegraph que usó una prueba falsificada para viajar a Pakistan. El hombre se defendió explicando que es muy difícil para los trabajadores no esenciales programar o incluso pagar por una prueba de Covid-19 como lo requieren los aeropuertos ingleses. La situación es especialmente grave cuando se viaja con poca antelación.

“Simplemente puedes obtener la prueba negativa y poner tu propio nombre y fecha de nacimiento. También escribes la fecha de la prueba dentro del tiempo requerido. Descargas el email, lo cambias y lo imprimes” explicó el sujeto.

Para añadir una dificultad a toda la situación el hombre dijo que cuando alguien presenta síntomas de coronavirus es mucho más difícil que le otorguen una prueba para confirmar la infección.

Las recientes detenciones en el aeropuerto Charles de Gaulle llegan como parte de una investigación que comenzó cuando las autoridades descubrieron a un pasajero que viajaba a Addis Ababa con una prueba falsificada.

ANUNCIO