Todo indica que, si se llega a volver una realidad, todavía tardaremos mucho en ver la versión de Neill Blomkamp.

Ridley Scott se encuentra en Sidney, Australia, donde está por comenzar la filmación de Alien: Covenant. El director, que hasta hace poco se había mantenido firme en nunca filmar una secuela, acaba de anunciar en una conferencia de prensa que su nueva cinta será la primera parte de una trilogía que pretende dirigir completamente:

“Prometheus nació de mi frustración. Me sorprendió que en las tres películas posteriores —Aliens, Alien³, Alien: Resurrection— nadie se preguntara ‘por qué existen los Aliens, quién los había creado y con qué objetivo’. Preguntas de lo más básicas. Así que se me ocurrió hacer Prometheus, que empieza a indicar quién pudo hacerlos y de dónde vienen. […] Ahora haré la siguiente, que es la continuación natural, directamente conectada con la primera. […] Cuando esté terminada, habrá otra y después otra, que gradualmente desembocarán al comienzo de la película de 1979. […] En otras palabras, por qué estaba allí ese ‘Space Jockey’, y por qué tenía un Alien dentro. Todas esas preguntas tendrán respuesta.”

La trama de Alien Covenant contará la historia de la tripulación de la nave colonial Covenant, quienes descubrirán un paraíso perdido espacial que, poco a poco, se revela como algo bastante diferente. El único habitante del lugar es el androide David (Michael Fassbender), pero se sabe que también encontrarán a Elizabeth Shaw (Noomi Rapace), la única superviviente de la expedición Prometheus, quien tendrá una breve aparición en la cinta.

David-Prometheus
Volveremos a ver al androide David (Michael Fassbender) en la nueva película.

Lo único cierto es que, con este ambicioso proyecto, la película de Neill Blomkamp que tanto emocionó a los fans de Alien está casi cancelada. Alien Covenant se rodará durante 16 semanas a partir del mes de marzo y llegará a los cines el próximo 6 de octubre de 2017.

fuente Hollywood Reporter

temas