Rodolfo Neri Vela, el primer astronauta mexicano.

El mexicano participó en una misión que ayudó al ensamblaje de lo que sería la Estación Espacial Internacional.

Rodolfo Neri Vela nació en Chilpancingo, Guerrero, pero desde muy pequeño se mudó junto con su familia a la Ciudad de México. En 1975 se graduó en la carrera de Ingeniería Mecánica Eléctrica en la UNAM, para luego viajar a Reino Unido y estudiar una maestría en Sistema de Telecomunicaciones en la Universidad de Essex. Ya para 1979, el mexicano se había doctorado en Radiación Electromagnética por la Universidad de Birmingham.

En 1983, el gobierno del entonces presidente Miguel de la Madrid, lanzó una convocatoria junto con la NASA para buscar al primer astronauta mexicano. En esa época México planeaba lanzar al espacio los satélites Morelos I y Morelos II, así que la idea era que un mexicano acompañara la misión que pondría en órbita a uno de los artefactos.

La convocatoria recibió la respuesta de cientos de aspirantes, incluyendo la del Dr. Neri Vela, quien resultó uno de los cinco finalistas que viajaron para las últimas pruebas al centro espacial Johnson en Houston, Texas. Así, el 3 de junio de 1985 se anunció que sería el oriundo de Guerrero quien representaría a nuestro país en la misión STS-61-B de la NASA, la cual llevaba en su escudo los nombres de los tripulantes y la bandera de México.

Rodolfo-Neri-Vela-2
Los tripulantes de la misión STS-61B, incluyendo al mexicano Rodolfo Neri Vela (der.)

Unos meses después todo estaba listo. Neri Vela había recibido un intenso entrenamiento y la noche del 26 de noviembre de 1985, el transbordador espacial Atlantis despegó desde el Centro Espacial Kennedy, en Florida. Además de los astronautas a bordo, la nave también transportaba tres satélites: el Morelos II de México, el AUSSAT-2 de Australia y el SATCOM KU-2 de Estados Unidos. Luego de 6 días, 21 horas y 4 minutos, el transbordador regresó a la Tierra el 3 de diciembre de ese año.

Durante el tiempo que estuvo en el espacio, el Dr. Neri Vela se encargó de supervisar el funcionamiento de varios sistemas que después ayudarían al ensamblaje de lo que sería la Estación Espacial Internacional. También realizó experimentos diseñados por científicos mexicanos, que sirvieron para estudiar el crecimiento de plantas –como el amaranto– en condiciones de microgravedad.

Además de ser el primer –y hasta ahora único– mexicano en llegar al espacio, Neri Vela también es conocido por ser el astronauta responsable de introducir las tortillas a las misiones espaciales. Más allá de la curiosa anécdota, las tortillas resultaron ser un alimento muy práctico. Y es que diferencia del pan, éstas no producen migajas que puedan filtrarse en los instrumentos de las naves. Claro, no hablamos de unas tortillas cualquiera, sino de unas diseñadas por la NASA para resistir los largos viajes espaciales.

Rodolfo-Neri-Vela-4
Neri Vela durante la misión que lo convirtió en el primer astronauta mexicano

Actualmente, Rodolfo Neri Vela se dedica a la docencia, a dar conferencias y a la divulgación científica en nuestro país. Un ejemplo de trabajo y dedicación que en esta época en la que el interés por la exploración espacial parece tener un segundo aire, sigue inspirándonos como hace tres décadas.

temas