El hijo de Goku iba a regresar a las peleas para defender la vida de su esposa.

Despues de que el maestro Akira Toriyama terminó la historia que quería en Dragon Ball Z, dejó todo en manos de Toei Animation y les dio carta abierta para crear la historia de Dragon Ball GT. ¿Buena o mala idea? Es el punto de un debate que ha durado más de dos décadas, porque mientras muchos de los que eran niños en esa época adoran la serie, los que ya habían crecido con Dragon Ball Z simplemente la aborrecen.

En parte, el odio de los mayores se debe a la forma en la que trataban a personajes icónicos del universo de Toriyama. La forma en la que convirtieron a Trunks en un “godínez” que sueña con ser aventurero, Goten en un adolescente que solo se preocupa “por tener citas con chicas”, Vegeta que ya perdió todo su espíritu de pelea y Gohan, que básicamente es un cero a la izquierda en toda la serie.

Gohan, el héroe de Dragon Bal Z, el hijo de la leyenda, el discípulo del rey demonio Piccolo Daimao, reducido a un simple obrero especializado de Capsule Corp. Tristemente así fue, pero no era ese el destino que le tenían preparado originalmente. De acuerdo a Atsushi Maekawa, uno de los escritores de Dragon Ball GT, la idea original era regresar al hijo de Son Goku a las peleas. Así lo contó en una entrevista que aparece en Dragonbook:

“Durante la Saga de Super Número 17, sabemos que Gohan regresa como un guerrero de repente, y personalmente, quería plasmar en un episodio heroico la verdadera razón por la que volvió a los combates. Por ejemplo, las personas amaban la idea de que Videl resultara herida, y en su desesperación, Gohan abriría su armario, donde encontraría su viejo dogi que guardaría tantos recuerdos”

La escena marcaba que cuando Gohan tomara su doji naranja diría: “y pensar que llegaría el día en el que volvería a ponerme esto”. Luego haría a un lado a su madre Milk, antes de salir corriendo rumbo a la batalla.

Con esa sola escena tantas cosas hubieran cambiado. Pero no. Lo bueno es que todo eso ya quedó en el pasado y no forma parte del canon. Esperemos que Dragon Ball Super sí le haga justicia a nuestros amados Guerreros Z.

fuente Kanzenshuu

temas