Durante la edición número 30 del Chaos Communication Congress, un grupo de hackers realizó una demostración en la que lograron conectar un Gamepad de Wii U a una computadora.

Para conseguirlo, los hackers recurrieron a la ingeniería inversa, así que desarmaron el control para estudiar sus componentes y los protocolos de transmisión de datos.

Fue así como descubrieron que para usar el Gamepad era necesario un dispositivo Wi-Fi de 5 GHz, que su algoritmo de seguridad se basaba en el estándar WPS y, sorprendentemente, que el firmware no estaba encriptado. Luego de meses de trabajo, los hackers finalmente pudieron transmitir video directamente desde una PC hacia el control.

Wii-U-Gamepad
Los hackers recurrieron a la ingeniería inversa, así que desarmaron el control para estudiar sus componentes

En el evento se mostró una sesión de The Legend of Zelda: The Wind Waker desde un emulador de Gamecube (Dolphin), así como el uso de una aplicación de dibujo. De esta forma, el mando del Wii U funciona como una terminal móvil de la computadora, permitiendo correr juegos y cualquier otro tipo de aplicación.

Los creadores de este desarrollo afirman que todavía se encuentra en fase de pruebas, ya que el código presenta algunos errores que lo hacen inestable. Mientras los hackers continúan trabajando en esta herramienta, les dejamos la explicación y el demo realizado en el Chaos Communication Congress (a partir del minuto 47:30).

fuente 30C3

temas