Gracias a un nuevo descubrimiento, ahora sabemos que el enigmático Spinosaurus fue un carnívoro que asechaba en la profundidad del mar a los tiburones, quienes eran una presa fácil para sus enormes mandíbulas y gran velocidad.

El Spinosaurus, uno de los más representativos dinosaurios de Áfricax, podía deambular por las aguas del continente negro hace 95 millones de años, de acuerdo con recientes descubrimientos que le otorgan el título del primer dinosaurio semiacuático del que se tiene registro. Esta especie de reptil fue descubierta en 1910, pero la mayoría de sus restos quedaron destruidos durante la Segunda Guerra Mundial, por ello, no fue hasta finales del siglo XX, gracias a nuevos hallazgos de sus restos en Marruecos, cuando comenzamos a saber un poco más de este misterioso y enorme animal.

Debido a lo reciente de su estudio, hasta ahora no se sabía a ciencia cierta cuál era la naturaleza del animal. Este mes la versión internacional de la revista National Geographic dedica su artículo central a detallar los nuevos descubrimientos relacionados con la forma en que vivía el Spinosaurus, del que ahora sabemos que tenía una enorme aleta en su espalda que asomaba por los mares que recorría, era muy ágil y tenía una longitud mayor a los 17 metros (más grande inclus que el Tyrannosaurus Rex).

spinosaurus2
Foto de Mike Hettwer para National Geographic

De acuerdo con Nizar Ibrahim, uno de los exploradores de National Geographic y principal estudioso del animal, el Spinosurus es una especie de eslabón perdido entre los dinosaurios, una enorme bestia que no se parece a otros saurios similares.

“Trabajar con este animal ha sido como estudiar un alienígena llegado del espacio. No se parece a ningún otro dinosaurio que haya visto antes”, señala el científico.

Ibrahim detalla en la publicación que ahora se sabe que el cuerpo del Spinosaurus estaba especialmente diseñado para pasar gran cantidad de tiempo bajo el agua, tenía una cabeza similar a la de un cocodrilo actual, además de contar con una constitución física que le permitía ser un excelente nadador. Su dieta estaba primordialmente elaborada con tiburones, peces sierra y peces pulmonados. El dinosaurio tenía la asombrosa capacidad de retraer sus narices carnosas a una posición en la parte superior de su cabeza antes de sumergirse y usaba sus pies planos para propulsarse a gran velocidad bajo el agua.

Su cuerpo estaba dotado de una cintura pélvica en la que su centro de gravedad había sido desplazado hacia la parte trasera para facilitar la natación. A pesar de tener un cuerpo impresionante, sobre la superficie la criatura tenía que caminar a cuatro patas con mayor lentitud de como se desplazaba bajo el agua.

No obstante de ser un dinosaurio del que se sabía muy poco, su temible aspecto y tamaño ya le había valido para ser el principal villano de la película Jurassic Park III, en la que demostraba su fiereza matando fácilmente a un Tyrannosaurus Rex, para después asechar a William H. Macy, Téa Leoni y a Sam Neill.

vía The Guardian

fuente National Geographic

temas