Tras un cambio de ruta, el vehículo espacial ha alcanzado uno de sus objetivos más importantes.

Han pasado poco más de dos años desde que el rover Curiosity llegó a Marte, sin embargo, ha sido hasta ahora que el robot logró alcanzar su primer gran objetivo: el Monte Sharp. Esta formación tiene una altura de 5,500 metros y está ubicada en el centro del cráter Gale, donde el vehículo se dedicará a estudiar el terreno del lugar.

Desde su llegada al Planeta Rojo en agosto del 2012, el Curiosity se centró en explorar la superficie y determinar si las condiciones ambientales eran favorables para la vida microbiana. Pasado el primer año, el rover comenzó a emprender su camino rumbo al Monte Sharp, sin embargo, los investigadores de la NASA tuvieron que cambiar la ruta pues el terreno era demasiado escarbado y las ruedas se habían deteriorado.

Ahora el vehículo se encuentra en el valle Amargosa (imagen que ilustra esta nota) y tendrá que avanzar por las colinas Pahrump, una zona fronteriza entre las capas de la base meridional del Monte Sharp y los depósitos del fondo del cráter. Será justo allí en donde comenzarán a examinar el terreno en busca de más información sobre la historia geológica de Marte.

“El Curiosity comenzará un nuevo capítulo (…) Después de un histórico aterrizaje y los exitosos descubrimientos, una nueva entrega está por llegar”, señaló Jim Green, director de la División de Ciencias Planetarias de la NASA.

El equipo de la NASA guiará al Curiosity por Marte gracias a imágenes captadas desde los satélites, las cuales servirán para determinar las mejores zonas de estudio y también las rutas para llegar hacia esos lugares.

vía El País

fuente NASA

temas