¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Descubren portal orbital en Júpiter que guía cometas hacia el Sistema Solar

Una extraña clase de objetos llamados centauros se juntan entre Júpiter y Neptuno serían los responsables de los cometas en el Sistema Solar.
(Foto: NASA)

Los astrónomos han descubierto una región orbital más allá de Júpiter que parece actuar como una especie de puerta de entrada para algunos objetos que ingresan al Sistema Solar interior desde el Cinturón de Kuiper. El descubrimiento puede ofrecer una solución a un rompecabezas que durante mucho tiempo ha confundido a los astrónomos: ¿cómo una determinada clase de objetos del Cinturón de Kuiper se convierten en cometas?

También te recomendamos: Ultima Thule: el legado nazi en nuestro Sistema Solar

Muchos cometas toman un camino directo hacia las regiones internas del Sistema Solar. Vienen del Cinturón de Kuiper o de la Nube de Oort, regiones que se encuentran más allá de Neptuno y que contienen millones de restos helados desde los inicios del Sistema Solar. Los empujones gravitacionales los envían hacia el interior hasta que dan la vuelta alrededor del Sol y salir nuevamente disparados.

Varios Centauros ya muestran estos signos, incluido el primero descubierto, 2060 Chiron. Los Centauros son probablemente la fuente de los cometas familiares Júpiter (JFC por sus siglas en inglés), cuyas órbitas están fuertemente influenciadas por el gigante de nuestro Sistema Solar. Sin embargo, los investigadores han debatido durante mucho tiempo la vía orbital desde el Cinturón de Kuiper hasta Júpiter. ¿Cómo van de allá afuera hasta aquí? ¿Hay una región de transición por la que pasan?

(Foto: NASA)

Ahora, el astrónomo Gal Sarid de la Universidad de Central Florida y un equipo de investigadores han identificado lo que llaman una “puerta de entrada dinámica de corta duración” o un “portar orbital”. Es una región fuera de la órbita de Júpiter por la que pasan la mayoría de los cometas familiares de Júpiter. También es la ubicación de dos Centauros. El más conocido es 29P / Schwassmann-Wachmann 1, que actúa como un cometa con frecuentes explosiones de gas y polvo.

El equipo de Sarid realizó una serie de simulaciones por computadora para ver que tan raro puede ser que Schwassmann-Wachmann 1 termine exactamente en este portal orbital. Descubrieron que uno de cada cinco Centauros -en sus simulaciones- entró en una órbita como la de Schwassmann-Wachmann 1 en algún momento. Otros estudios muestran que dentro de 4. mil años, las interacciones gravitacionales de Schwassmann-Wachmann 1 con Júpiter lo echarán de la región de entrada. Terminará en una órbita de Centauro, o como un Cometa de la Familia Júpiter.

Y sus simulaciones proporcionaron otra sorpresa para los investigadores. “Los centauros que pasan por esta región son la fuente de más de dos tercios de todos los JFC”, dijo la coautora Maria Womack del Instituto Espacial de Florida en un comunicado de prensa de la Universidad de Central Florida. Eso hace de este “el principal portal a través del cual se producen estos cometas”, agregó. Las simulaciones también muestran que los Centauros que eventualmente se convierten en JFC lo hacen a los pocos miles de años de entrar en la puerta de enlace.

La región de entrada recientemente identificada, dijo Sarid, es “un candidato principal para avanzar en nuestro conocimiento de las transiciones orbitales y físicas que dan forma a la población de cometas que vemos hoy”.