¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Ultima Thule: el legado nazi en nuestro Sistema Solar

Los científicos le dieron a un objeto misterioso un apodo con una historia oscura. Ahora tienen que decidir si le queda o no.
(NASA)

Un legado oscuro de la era nazi se extiende mucho más allá de Plutón en los fríos extremos de nuestro Sistema Solar. A principios de esta semana, el equipo de la misión New Horizons de la NASA publicó los primeros resultados de su sobrevuelo del 1 de enero del 2019 al mundo más lejano jamás explorado: un bloque de construcción planetario y el objeto del Cinturón de Kuiper llamado Ultima Thule, también conocido menos poéticamente como objeto 2014 MU69.

En 1938, los nazis, según cuenta la historia apócrifa, enviaron a un gran equipo de exploradores, incluidos científicos, unidades militares y equipos de construcción en barcos de guerra y submarinos a la región de la tierra de  Maud de la Antártida.

Mientras trazaban el mapa de la Tierra de la Reina Maud, descubrieron una vasta red de cuevas y ríos subterráneos de aguas cálidas. Una de estas cuevas se extendió hasta 20 a 30 millas y contenía un gran lago geotérmico. Se exploró la cueva y se enviaron equipos de construcción para construir una base del tamaño de una ciudad, llamada Base 211 o Nuevo Berlín, que albergaba a las SS, la Sociedad Thule, los “cultos de serpientes”, varios ocultistas nazis, los Illuminati y otros grupos en la sombra.

Ultima Thule o Thule “es un concepto muy maleable, ha existido a lo largo del tiempo”, dijo a Newsweek Eric Kurlander, un historiador de la Universidad de Stetson que ha estudiado las creencias sobrenaturales nazis. “No es inherentemente político”. Pero agregó que aplicar el término al objetivo distante de una nave espacial podría haber apelado a los nazis. “Los nazis estaban fascinados por el espacio y los cohetes y cosas así”, dijo Kurlander.

(NASA)

Si bien muchas delas armas que conceptualizaron loss nazis no estaban listas para su uso en la Segunda Guerra Mundial, la base y la capacidad para fabricar estas armas podrían seguir existiendo y los alemanes o algún culto o sociedad secreta (dependiendo de qué teórico de conspiración preguntes) finalmente lanzarían un nuevo orden mundial a partir de ella.

Salto en el tiempo de la mitología nazi hasta el presente y el descubrimiento de Ultima Thule en New Horizon: ¿por qué el equipo científico lo bendijo con un nombre de los nazis? Durante la mayor parte de su historia centenaria, Ultima Thule, o solo Thule, se ha utilizado para describir lugares más allá de los límites del mundo conocido, como el mítico mundo Antártico, difícil de alcanzar, descrito anteriormente.

“Durante el ascenso de Hitler”, informa Marina Koren de The Atlantic, “los miembros del partido nazi en Alemania imaginaron a Ultima Thule como una tierra de pureza aria. A fines de la década de 1990, los presos de la supremacía blanca en Portland, Oregón, produjeron un periódico llamado Thule que imprimía artículos racistas y antisemitas. La banda de rock sueca Ultima Thule, un grupo popular entre los oyentes de derecha y una vez patrocinado por un movimiento neonazi, lanzó su último álbum en 2015.”

(NASA)

“Creo que New Horizons es un ejemplo, uno de los mejores ejemplos, en nuestro tiempo de exploración en bruto, y el término Ultima Thule, que es muy antiguo, tiene muchos siglos de antigüedad, posiblemente más de 1,000 años, es un meme maravilloso para la exploración”, declaró el principal científico de New Horizon, Alan Stern en una conferencia de prensa después del sobrevuelo. “Y es por eso que lo elegimos. Y diría que solo porque a algunos malos les gustó el término, no vamos a dejar que lo secuestren.”

“Nunca había escuchado el término Ultima Thule antes de que tuviéramos nuestra campaña de nombres”, dijo a Newsweek Mark Showalter, un astrónomo planetario del Instituto SETI e investigador de la misión New Horizons que dirigió el proceso de nombres. “‘Más allá de los límites del mundo conocido’, es una metáfora tan hermosa para lo que estamos haciendo este año”.

Ultima Thule fue uno de los cerca de 34,000 nombres enviados por un proceso de nominación en línea. El nombre formal final deberá ser aprobado por la Unión Astronómica Internacional, que supervisa todos los nombres en el espacio, y Ultima Thule no cumple con sus criterios. Showalter dice que espera que los nombres permanentes se confirmen antes de finales de 2019.

“Estamos muy, muy cansados ​​de hablar de 2014 MU69”, concluyó Showalter. “Cualquier nombre es mejor que 2014 MU69”.