Hay dos posibilidades… en ambas morimos.

La aparentemente tierna animación que les presentamos en esta nota, describe con dibujos de pollitos y patos los efectos de un agujero negro. Para hacer más clara la explicación, el narrador cuenta los aterradores resultados de que un pequeño agujero negro con las proporciones de una moneda apareciera espontáneamente frente a nosotros.

Hay dos posibilidades: que el agujero negro tenga la masa de una moneda o el tamaño de un moneda. Los resultados son muy diferentes, pero no se preocupen en ambas morimos.

En la primera opción –que el agujero tenga la masa de una moneda–, el tamaño del hoyo negro sería ínfimo, de hecho, la diferencia de dimensiones entre este agujero teórico y un átomo sería mayor que la diferencia entre un átomo y el Sol. Pero debido a su diminuto tamaño se descompondría debido a la radiación de Hawking en menos de un segundo, liberando una cantidad de energía tres veces mayor a la de las bombas atómicas arrojadas en Hiroshima y Nagasaki combinadas.

En la segunda opción –si el agujero fuera del tamaño de una moneda–, la masa de este pequeño punto en el espacio sería un poco más que la de la Tierra y su atracción gravitaroria sería mil billones de veces más fuerte que la de nuestro planeta. Esto nos partiría en millones de pedazos antes de que tuviéramos tiempo de siquiera reaccionar, y reduciendo nuestro planeta a un aro de piedra incandescente.

¿No les encanta la ciencia?

fuente Kurz Gesagt - In a Nutshell (YouTube)

temas