Científicos chinos revelan información de la sustancia gelatinosa encontrada en la Luna

Los científicos chinos buscan encontrar la verdadera composición de la Luna a través de esta sustancia encontrada por el rover Yutu-2
Agenda Setting

Durante 2019 el rover lunar Yutu-2 encontró una rara sustancia gelatinosa en la cara oculta de la Luna. Esta sustancia desconocida por fin fue descrita por los científicos chinos encargados del descubrimiento y estudio de la misma.

El estudio de esta sustancia gelatinosa fue publicado en la revista Earth and Planetary Science Letters, en la que los investigadores de la Academia de Ciencias de China describieron esta sustancia localizada en la cara oculta de la luna como una “brecha de fundición de impacto, verde y oscura brillante”, hallada exactamente en el piso del cráter Von Karman con una dimensiones de 52 x 16 cm.

Yutu-2 explorando la Luna | Foto: El Español

Esta “brecha de fundición” está compuesta de minerales y cuernos plásticos de rocas cementadas dentro del cráter. El lugar donde se encontró era un territorio sin explorar en la Luna y, hasta el momento, inaccesible para la exploración humana.

Por ahora, no se sabe más de esta sustancia gelatinosa encontrada en la Luna, pero China sigue impulsando la exploración de este territorio con el fin de observaciones radioastronómicas de baja frecuencia para la investigación del terreno y sus características.

Asimismo, buscará hacer el registro de la composición mineral de los cráteres de la Luna, que hasta el momento sigue siendo motivo de estudio e investigación, pues se desconocen muchos aspectos de ella, sobre todo de su cara oculta.

Yutu-2 es el rover lunar que más tiempo de operatividad ha logrado tener. Fue diseñado para tener tres meses de vida útil. Sin embargo, sigue en operación hasta el momento, ayudando a descubrir no solamente la rara sustancia gelatinosa en la luna, sino también otros aspectos del satélite que siguen siendo analizados por los investigadores chinos.

Dentro de sus más grandes descubrimientos, gracias a la investigación de radiofrecuencia en la superficie lunar, es que al menos hasta 40 metros debajo de la superficie, la luna está compuesta principalmente de materiales granulares con una grandísima cantidad de rocas.