Con ayuda de técnicas de microbiología, las bacterias de personalidades como el artista Olafur Eliasson, el curador Hans Ulrich Obrist y el chef Michael Pollan, se han utilizado para hacer un “queso humano” como parte de una exposición sobre la biología sintética en Dublín, Irlanda.

La científica estadounidense Christina Agapakis y el experto en aromas de origen noruego, Sissel Tolaas, recogieron las bacterias de la nariz de Obrist, las lágrimas de Eliasson y la pelusa del ombligo de Pollán, para usarlas en la creación de productos lácteos artesanales.  Con relación a su extraña innovación culinaria, Agapakis declaró:

“Todo el mundo tiene un conjunto único y diverso de bacterias que viven en la piel que puede amplificarse utilizando técnicas de microbiología y cultivar directamente en la leche para formar y darle un sabor particular a cada queso.”

El proyecto, llamado Selfmade, cuenta con 11 quesos en total, los que fueron elaborados a partir de cultivos de bacterias recogidas de la piel de artistas, científicos y antropólogos utilizando cotonetes de algodón estériles que se enviaron a los donantes. De acuerdo con los directores del proyecto, los quesos cuentan con un olor y sabor particular, correspondiente al olor del cuerpo del donante.

“No es de extrañar que a veces los olores del queso y los olores corporales sean similares. Cuando empezamos a trabajar nos quedamos sorprendidos por cómo el queso y las partes del cuerpo, como los pies malolientes, compartían moléculas de olor similares, pero también tienen poblaciones microbianas similares”, dijo Agapakis.

La iniciativa tiene como objetivo demostrar que la microbiología se puede utilizar para aprovechar y manipular los organismos vivos que habitan nuestro cuerpo para crear microbios sintéticos con propiedades mejoradas. Con respecto a eso Agapakis dijo:

 “Al hacer el queso directamente de los microbios del cuerpo, queremos destacar las conexiones bacterianas que tenemos, así como cuestionar y potencialmente ampliar el papel de los olores y microbios en nuestras vidas. Nadie va a comer este tipo de quesos , pero esperamos que el queso puede inspirar nuevas conversaciones acerca de nuestra relación con el cuerpo y nuestras bacterias.”

Los quesos forman parte de la exposición La vida después de la naturaleza en la Science Gallery de Dublín y estará en exhibición hasta el 19 de enero de 2014. ¿Alguien quiere un taco?
 

Cheeses8
Queso preparado con la pelusa en el ombligo del chef Michael Pollan


 
Cheeses9
Queso elaborado a partir de los microbios de la boca de la cocinera Seana Doughty


 
Cheeses3
Queso elaborado con microbios extraídos del dedo gordo del pie del microbiólogo Ben Wolfe


 
Cheeses10
Queso preparado a partir de las bacterias de la nariz del curador Hans Ulrich Obrist


 
Cheeses5
Queso elaborado con microbios extraídos del dedo gordo del pie del microbiólogo Ben Wolfe


 
Cheeses6
Queso preparado con la pelusa en el ombligo del chef Michael Pollan


 
Cheeses11
Queso elaborado a partir de los microbios de la boca de la cocinera Seana Doughty

vía Dezeen Magazine

temas