¿Por qué las lunas de octubre son más bonitas, grandes y brillantes?

¿Por qué las lunas de octubre son más bonitas, grandes y brillantes? La ciencia te explica la razón detrás de esta creencia popular
(Foto: Getty Images)

Gracias a Pedro Infante tenemos la frase de que “de las Lunas, la de octubre es más hermosa”, pero ¿qué tan cierto es esto? Para resolverlo podemos apoyarnos de la ciencia, que tiene bastante qué decir de la Luna en este periodo de tiempo y por qué se ve más grande, brillante y bonita.

Vayámonos rápido: ¿la Luna de octubre es más bonita, grande y brillante? Según los observatorios astronómicos y la evidencia científica… no. La Luna de octubre es como cualquier otra Luna a lo largo de los ciclos lunares de un año.

Sin embargo, existen diferentes variables a considerar que pueden dar esa sensación al llegar a este mes, cuando, además de todo, el calor comienza a decaer y el año termina poco a poco mientras el ciclo lunar sigue ocurriendo.

(Foto: Nicolas Economou/NurPhoto/ Getty Images)

La mayoría de los astrónomos atribuyen esta percepción a los cambios de estación, la duración de la noche y el perigeo. Asimismo, la temporada de lluvias termina cerca de este mes, por lo que el cielo comienza a estar más despejado y la bóveda celeste es apreciable con mayor facilidad.

Sin embargo, eso no significa que la Luna tenga un aspecto especial. En realidad, la Luna de octubre no es ni siquiera más grande que las que vemos a lo largo de febrero. Igualmente, Aldo Costa, de la Sociedad Astronómica de México explica que:

“Invariablemente, en algún momento, la Luna se va a apreciar más cerca de la Tierra y va a brillar un poquito más, pero eso pasa todos los meses. Octubre no tiene nada de especial. Hay efectos ópticos y psicólogos que hacen ver a la Luna en el horizonte más grande, grandísima, pero es una cuestión de percepción”

(NASA)

Por supuesto, finalmente lo que consideramos “bonito” es una cuestión de apreciación y, aunque la Luna no cambie nada en octubre, nosotros la vemos más bonita, ya sea porque Pedro Infante nos obligó a hacerlo o porque realmente el ser humano prefiere esta época para mirar hacia arriba.