¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿Por qué los gatos comen algunas plantas? La ciencia lo explica

Siempre hemos creído que los gatos lo hacen porque se sienten enfermos y vomitan para curarse, pero no necesariamente es así.
(Foto: Shutterstock)

¿Siempre que vuelves a casa luego de cumplir con tu vida de godín encuentras tus plantas mordidas por tu gato? Al parecer, la Sociedad Internacional de Etología Aplicada en Bergen, Noruega, tiene una respuesta para nosotros.

También te recomendamos: Así debes cargar y transportar a tu gato según este famoso veterinario

Los científicos encuestaron a más de 1,000 dueños de gatos en internet que pasaron al menos tres horas al día observando a sus mininos. Como muchos dueños sospechaban, comer plantas es un comportamiento extremadamente común entre los felinos. 61% de los gatos fueron atrapados comiendo plantas, mientras que sólo el 11% no reportó este comportamiento.

Todos estamos de acuerdo en que los gatos hacen muchas cosas raras, y comer plantas es una de las que más nos intrigan, pues a menudo, luego de hacerlo vomitan tan sólo unos minutos más tarde. Siempre hemos creído que lo hacen porque se sienten enfermos y vomitan para curarse, pero las encuestas arrojaron nueva luz sobre el asunto.

Al parecer, sólo una cuarta parte de los gatos que comieron plantas fueron vistos vomitando después y el 91% de los encuestados dijeron que sus gatos no se veían enfermos antes de comer la planta.

Por lo tanto los científicos explican que el vómito es simplemente una cosa ocasional por comer hierba. La verdad es que comer plantas es algo instintivo de los gatos y tiene un beneficio evolutivo para los felinos. Esta teoría se basa en la investigación en chimpancés y otros animales salvajes, donde el comer hierba ayuda a los animales a expulsar los parásitos intestinales al aumentar la actividad muscular en el tracto digestivo.

Los investigadores señalaron que es dudoso que los gatos tengan todavía estos parásitos y señalan que se fueron perdiendo por su evolución, pero se quedó el instinto.

El consejo de los investigadores para los dueños de gatos es comprar o cultivar hierba cultivada en interiores para que sus mascotas las mastiquen. Esto les dará la oportunidad de ejercer este comportamiento innato con una fuente segura de vida vegetal no venenosa. Y si tu gato vomita después, al menos puedes consolarte sabiendo que no fue a propósito o por despecho, probablemente.