“Pinocho Rex” es el apodo que se le ha puesto al Qianzhousaurus sinensis, cuyo fósil fue recientemente descubierto en China. Este enorme dinosaurio comparte muchas características con el mortífero Tyrannosaurus Rex, excepto que era más esbelto y tenía la nariz alargada.

El simpático aspecto y el divertido nombre del Pinocho Rex no tienen nada que ver con su lugar en la cadena alimenticia. Pues aunque era más pequeño que un Tyrannosaurus, aun así era el más mortífero depredador en su ambiente. Un Tyrannosaurus podía llegar a pesar 5 toneladas y medir unos 12 metros; mientras que su pariente narigudo apenas alcanzaría la tonelada y mediría entre 7.5 y 9 metros de largo.

Otra diferencia capital entre estas dos especies, es que el T. rex podía usar sus terribles mandíbulas para romper materiales tan duros como el hueso; mientras que su primo Pinocho tenía un hocico más fino con dientes más pequeños. Aunque es significativamente más pequeño, Pinocho seguramente estaba en la cima de la cadena alimenticia, pues comía reptiles pequeños sin ser perseguido por carnívoros más grandes. Vivió hace unos 66 millones de años, en el Cretáceo Tardío, poco antes de la caída del meteorito que pudo haber acabado con los dinosaurios.

Pinocho-Rex-02
Cráneo del “Pinocho Rex”

El fósil del Qianzhousaurus sinensis fue encontrado en una construcción en Nanxiong, China. El espécimen se encontró en muy buenas condiciones, y ahora descansa bien conservado en el museo de Ganzhou. Cada semana se encuentran nuevos fósiles de dinosaurios en el mundo; en particular en Oriente. El lugar más feliz de la tierra para los arqueólogos actuales precisamente es China, un país que promete muchos descubrimientos emocionantes en los próximos años.

*Imagen de portada: ilustración de Chuang Zhao

fuente Live Science

temas