Los científicos acaban de descubrir “el talón de Aquiles” del cáncer, gracias a la cromatina.

La Organización Mundial de la Salud, advierte que anualmente el cáncer es la causa de más de 8.2 millones de muertes alrededor del mundo, y que este número aumentará en las siguientes dos décadas a 22 millones a causa de los tumores. Esto la convierte en la principal causa de muerte por enfermedad en el mundo.

Los científicos aun no logran tener una cura efectiva contra el cáncer, en parte se debe a las células cancerígenas suelen desarrollar “resistencia” a diversos tratamientos. Sin embargo, un nuevo estudio ha abierto de nuevo la esperanza de encontrar un tratamiento efectivo y rápido contra el padecimiento. Se trata de la alteración de la cromatina en las células cancerígenas, lo cual ha provocado que dichas células mueran completamente en menos de tres días.

¿Qué es la cromatina y cómo influye en nuestras células?

La cromatina es la sustancia que se encuentra en el núcleo de las células. Es la encargada de proporcionar toda la información genética necesaria para que los orgánulos celulares puedan realizar la transcripción y síntesis de proteínas, además de que “empaqueta” el código genético en el núcleo de la célula.

En otras palabras, imaginemos que nuestro ADN es una computadora. En este sentido, el hardware, la parte física, serían los genes y el software (conjunto de programas y rutinas que permiten a la computadora realizar determinadas tareas) sería la cromatina.

cromatina
Ejemplo de cómo son los filamentos de cromatina decondensada de eritrocitos de pollo observada al microscopio electrónico. El encadenamiento de las partículas del nucleosoma (flechas negras) separados por los ADN de conexión (puntas blancas) ha valido a esta estructura su sobrenombre de “collar de perlas”

Ahora, un estudio publicado en Nature Biomedical Engineerin, utilizó una nueva técnica llamada “microscopía de ondas parciales” para monitorear en tiempo real la cromatina en las células vivas. De esta forma, los investigadores descubrieron “el punto preciso en el que la formación del cáncer influye en la cromatina”. La investigación dio como resultado el descubrimiento de que la cromatina tiene “densidad de empaquetamiento” especifica que ayuda a sobrevivir a las células cancerígenas a la quimioterapia.

Así lo explica el doctor Vadim Backman, parte del grupo de investigadores a cargo del estudio:

“Las enfermedades complejas como el cáncer, no dependen del comportamiento de genes individuales, sino de la interacción compleja entre decenas de miles de genes.”

¿Cómo es que la cromatina puede atacar al cáncer?

Ahora bien, los investigadores notaron que una densidad de “empaquetamiento” más “conservadora” y ordenada, permitía a la quimioterapia matar mayor número de células. “Sólo mirando la estructura de la cromatina de la célula, podríamos predecir si sobreviviría o no”, reconoce el doctor Backman, quien añade que en el laboratorio atacaron al cáncer con fármacos y quimio en forma conjunta. El resultado fue esperanzador.

“En 2 o 3 días, casi todas las células cancerosas murieron porque no podían responder. Los compuestos CPT -Celecoxib y Digoxina- no matan las células, sino que reestructuran la cromatina. Si bloqueas la capacidad de las células para evolucionar y adaptarse, ese es su talón de Aquiles”, reconoció Backman

Este es un gran paso para encontrar una cura contra el cáncer, sin embargo, es sólo un avance más en la investigación, antes de llegar a una conclusión definitiva. Primero se tienen que hacer muchas pruebas antes de hacerlo con humanos. “Hay una gran diferencia entre cultivos celulares y humanos. Nunca se sabe cómo afectará el ambiente dentro del cuerpo humano al comportamiento del cáncer o si habrá efectos secundarios imprevistos”, sentenció Backman.

Las interacciones genómicas dependen de un nanoambiente físico complejo

fuente Nature

temas