Los atletas con capacidades diferentes son ejemplo de que hay pocos obstáculos para el espíritu humano, sin embargo, el cuerpo suele tener un poco más de limitaciones. En el caso de estos deportistas, no poder sentir dolor en regiones de su cuerpo se convierte en un problema para detectar heridas internas tan graves como fracturas.

Con esto en mente, un grupo de alumnos del Colegio Imperial y la Real Academia de Arte en Londres decidieron desarrollar un traje que permita identificar cuándo alguna extremidad ha recibido golpes fuertes. De esta forma se puede revisar que la persona no tenga ninguna herida seria.

Bruise1

El traje llamado Bruise Injury Detection (Bruise para los amigos) tiene la capacidad de “sangrar” cuando recibe algún impacto de consideración. Obviamente no usa sangre de verdad, sino pintura roja dentro de una película sensible a la presión desarrollada por la empresa Fuji. Estos sensores se instalan en puntos estratégicos y cuando son golpeados liberan la tinta roja, mientras el color sea más intenso, significa que más presión recibió esa parte del cuerpo.

Los estudiantes responsables del proyecto señalaron que su inspiración fue el esquiador paralímpico Talan Skeels-Piggins, quien en una charla mencionó acerca de no ser capaz de sentir sus heridas después de competir en eventos deportivos de alto impacto.

Por el momento este traje apenas superó la primera etapa de desarrollo, la idea es seguir mejorándolo para que pronto puedan pensar en la producción en masa y comercialización.

vía CNET

fuente Yanko Design

temas