Ayer Nest anunció la adquisición de Dropcam por 555 millones de dólares, una startup dedicada a fabricar cámaras de vigilancia Wi-Fi.

De esta forma, Google ha dado un paso más en su plan de construir la casa del futuro, pues Nest es la compañía de termostatos y alarmas inteligentes que los de Mountain View compraron a inicios de este año.

En un comunicado que firma Matt Rogers, uno de los fundadores de Nest, explican que luego de mucho tiempo de buscar tecnología de cámaras, finalmente decidieron que Dropcam era la mejor opción. Además, también hablan de sus planes a futuro de lo que ahora llaman la “casa consciente”:

“El plan es trabajar juntos para reinventar productos que nos ayudarán a dar forma al futuro de la casa consciente y llevar nuestra visión compartida a más y más personas en todo el mundo,” se lee en la publicación.

Por otro lado, Rogers señala que de momento todos los productos y servicios de Dropcam se mantendrán sin cambios. Una vez que la operación se complete, Nest tomará control de todo el negocio e incluso de las políticas de privacidad, que se apegarán a las que ya tiene la compañía y que no permiten compartir información de los usuarios sin su consentimiento.

De momento Google sigue haciéndose de más municiones para el mercado de domótica, habrá que esperar para ver cuáles son sus armas para convencernos de que necesitamos una casa inteligente.

vía Dropcam

fuente Nest

temas