Se pretende que el vehículo esté listo para el año 2021.

La empresa estadounidense Northrop Grumman, conocida por la creación de drones como el Global Hawk y el BAT, se encuentra desarrollando la Plataforma Atmosférica Maniobrable en Venus (o VAMP, por sus siglas en inglés): un avión inflable no tripulado, que tendrá como destino volar durante un año en los alrededores de Venus.

La finalidad de esta sonda es la de enviar datos sobre las condiciones de Venus a la Tierra, por lo que para Northrop es importante el crear un vehículo veloz, resistente y capaz de maniobrarse de manera fácil así como de llevar unos cuantos kilos de herramientas. La aeronave tendría 55 metros de longitud, y podría flotar a una altura de entre 55 y 70 kilómetros sobre la superficie de Venus. A esa altura las sonda podría enfrentar menos peligros respecto al suelo, ya que la presión incrementa considerablenente y la temperatura no supera los 15 grados. El avión andará entre las densas nubes de Venus empleando hélices que se alimentarán de energía solar.

De ser posible su despegue, VAMP saldrá de la Tierra en un cohete dentro de una nave, misma que le transportará a Venus, en donde se desplegaría llenando su interior de gas. Se pretende que VAMP esté listo para el 2021, pero antes tendrá que superar las pruebas de selección que hará la NASA este año para el programa New Frontiers de misiones planetarias a futuro.

vía The Verge

fuente Globenewswire

temas