La NASA encontró evidencia de que en la antigüedad pudo haber vida en Marte

Restos de una material orgánico podrían ser las primeras señales de que en un pasado remoto hubo vida en Marte.
(NASA)

El rover Curiosity enviado por la NASA a Marte recopiló información y muestras de un material orgánico que, según creen los astrobiólogos, podría ser la primera señal de que en la antigüedad hubo vida en el planeta rojo. En un estudio publicado en la revista Astrobiology los científicos señalan que el material encontrado en la superficie de Marte podría provenir de un cuerpo vivo.

También te recomendamos: La NASA descubrió un misterioso resplandor en la superficie de Marte

El explorador Curiosity de la NASA que se encuentra vagando y estudiando la superficie de Marte encontró muestras de tiofenos, un material compuesto que se encuentra en el carbón, el petróleo crudo y en las trufas blancas. Los tiofenos están compuestos por dos de los elementos químicos que son fundamentales para la vida en el planeta Tierra, el carbón y el azufre. Por eso los científicos sospechan que podrían ser una señal de que el algún momento de su historia remota Marte albergó vida.

“Identificamos varias sendas biológicas hacia los tiofenos que parecen más probables que los químicos, pero aún necesitamos pruebas. Si encuentras tiofenos en la Tierra pensarías que tienen un origen biológico, pero en Marte, por su puesto, la barra para probar esto debe estar más elevada”, comentó Dirk Schulze-Makuch, el astrobiólogo de la Washington State University responsable del estudio.

Los tiofenos encontrados en Marte también podrían tener otro origen no biológico, como el impacto de un meteorito que causó un aumento exponencial en la temperatura de la superficie del planeta. Si los tiofenos de hecho son una muestra de que en la antigüedad hubo vida en Marte, se trataría de los deshechos que una bacterias habría dejado al descomponer sulfatos.

Por otra parte, los científicos detrás del estudio creen que si bien los tiofenos podrían provenir de una bacteria viva, hay algo que ofrecería una evidencia más contundente: encontrar isótopos pesados o ligeros en otros compuestos, algo que sería una señal de organismos vivos descomponiendo elementos.

ANUNCIO