La semana pasada, la NASA informó que la Estación Espacial Internacional (EEI)  había sufrido un desperfecto en su sistema de refrigeración, forzando a los seis astronautas a bordo de ella a apagar todos los equipos que no fueran esenciales. Ahora la NASA actualiza la información relacionada con el incidente.

Después de deliberar internamente la situación, la NASA llegó a la conclusión de que la mejor forma de solucionar el problema es por medio de los propios astronautas, ya que después de muchos intentos remotos realizados a través de los comandos de la misión en la Tierra, no se logró ningún avance.

Así que ya se inicio la programación de tres “caminatas espaciales” en las que un par de astronautas tendrán que salir al espacio y arreglar los equipos desde fuera de la estación. Los elegidos para reparar a la nave son dos astronautas estadounidenses: Rick Mastracchio y Michael Hopkins. Ellos saldrán de la EEI el próximo sábado 21 de diciembre, el lunes 23 y el día 24,  para así reemplazar una válvula que no funciona correctamente. Cada salida al espacio tendrá una duración de seis horas.

Mastracchio comentó en su cuenta de Twitter: “La próxima semana estará ajetreada con caminatas espaciales, así que no tuitearemos mucho desde aquí.”

A pesar de ser un trabajo pesado, las caminatas darán a Mastracchio y Hopkins la oportunidad de tener una hermosa vista de nuestro planeta el día de Navidad.

vía AP

temas