Un padecimiento que se genera por mala postura, afecta más a los que dependen en exceso de sus smartphones y tablets. 

La cervicalgia, un dolor localizado en la región cervical de la columna vertebral (popularmente conocido como “dolor de cuello”), se ha incrementado mucho en las últimas décadas. Diferentes estudios sostienen que el incremento de la cervicalgia está relacionado con el uso de dispositivos tecnológicos. De hecho, de acuerdo con UNAM Global, se calcula que en el último lustro se duplicó la cervicalgia entre las personas que usan dispositivos tecnológicos por largos periodos. La principal relación entre el padecimiento y la tecnología, es la mala postura al usarla.

Actualmente se estima que el 42% de las personas que usan dispositivos tecnológicos por largos periodos tienen cervicalgia. De acuerdo con Jhovanni Belmont Sánchez, especialista de la Facultad de Medicina de la UNAM, el incremento de la cervicalgia está relacionado con el incremento en el uso de los dispositivos móviles, incluyendo las laptops, que “obligan a adoptar posiciones poco naturales y dañinas” a sus usuarios.

“Antes se culpaba al tiempo de uso, aunque de 2011 a la fecha se ha generado una gran cantidad de estudios que apuntan que, más que las horas frente a una pantalla, lo que realmente lesiona es cómo lo hacemos”, dice Belmont Sánchez.

Desde hace años los especialistas recomendaban prevenir la cervicalgia con ciertas medidas que se podían usar si usábamos una computadora de sobremesa, pero en el caso de los smartphones es imposible seguir esas recomendaciones.

“¿Cómo colocaríamos la pantalla a nivel de la mirada y teclearíamos cómodamente en una laptop? ¿Cómo evitar ver hacia abajo al consultar una tableta? ¿Cómo evitar torsiones de hombro y codo al textear en un celular?”, reflexionó el médico de la UNAM.

El más grave problema que ha provocado esta “epidemia” de cervicalgia, es que los desarrolladores han dado prioridad a la portabilidad de sus dispositivos, sacrificando en el proceso la ergonomía. Por eso es muy probable que en los próximos años veamos un aumento en los padecimientos musculoesqueléticos.

fuente UNAM Global

temas