Mia Khalifa usó un cubrebocas con el que recogió popó de perro, ¿es un riesgo para la salud?

Mia Khalifa fue captada por el productor musical Benny Blanco recogiendo la popó de su perro con su propio cubrebocas y luego volviéndoselo a poner. Esto puede causar severos daños a la salud.
Foto: TikTok Benny Blanco e Instagram Mia Khalifa

Mia Khalifa fue captada por el productor musical Benny Blanco recogiendo la popó de su perro con su propio cubrebocas y luego volviéndoselo a poner.

A través de TikTok, el también músico difundió el clip de casi treinta segundos donde podemos ver a la ex estrella de cine para adultos paseando a su perrito cuando de éste se detiene a defecar en el pasto de una banqueta.

De inmediato, la exactriz se quita el cubrebocas y rápidamente recoge los deshechos de su can para tirarlos a la basura. Khalifa voltea su cubrebocas y se lo vuelve a colocar.

Algunos verán esto como un acto de amor a su mascota, a otros les dará asquito, pero lo más grave es que esta acción puede ser dañino para la salud de Mia y realmente de cualquier persona que esté en contacto con las heces de los perros.

En respuesta al video, Mia dijo que prefiere que la avergüencen por recoger popó de perro con su mascarilla, que por no usar una.

Foto: Instagram @miakhalifa

Los riesgos del contacto con heces de perro

Por más cuidadoso que seas con tu perro, por muy bien nutrido y limpio que sea, los canes tienen enfermedades parasitarias transmisibles al humano, así lo explicó la doctora Yazmín Alcalá Canto, de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) a Ciencia UNAM.

Una de ellas es la Toxocariosis, producida por el parásito Toxcara canis, que puede provocar distenciones abdominales, problemas gastrointestinales y en casos más graves, ceguera.

La fase larvaria de este parásito se encuentra en las heces, por lo tanto, cuando los humanos la ingieren pueden infectarse.

“La larva empieza a migrar en el organismo del humano y al ver que no está en un perro entra en estrés y se convierte en un parásito errático y se va a órganos como el hígado o la cámara ocular”, menciona Alcalá Canto.

A través de las heces de perro, los humanos también pueden infectarse de Ancylostomosis provocado por un parásito llamado Ancyclostoma caninum, puede entrar al organismo ingiriéndose o vía cutánea pues este parásito tiene la capacidad de penetrar la piel.

La forma de contagio más común es cuando las personas manipulan tierra o arena infectada y después se llevan las manos a la boca, ojos o nariz, sus síntomas van desde problemas gastrointestinales hasta respiratorios.

Por último, Ciencia UNAM señala que la Gardia es otro parásito común en las heces de los perros y puede causar diarreas crónicas y colitis.

ANUNCIO