¿La luz ultravioleta puede usarse para desinfectar en casa?

La luz ultravioleta ha demostrado ser más efectiva y segura que los métodos tradicionales, sin embargo ¿puede usarse en casa?
Fuente: Wikicommons

La luz ultravioleta es una alternativa para la desinfección que se ha usado durante muchos años en entornos como hospitales, laboratorios y naves industriales. Sin embargo, ¿puede usarse en casa para desinfectar y prevenir contagio por virus como el del Covid-19?

Fuente: Bioseguridad

Cómo funciona la luz ultravioleta

La luz ultravioleta son, esencialmente, partículas de luz que tienen frecuencias que superan las de la luz violeta. Es decir, a partir de los 400 nm y hasta los 10 nm, aproximadamente. De manera natural, la luz UV la recibimos del sol en sus gamas A y B, que son las de longitud de onda más larga, mientras que la C solo la podemos generar de manera artificial, ya que la natural es bloqueada por la capa de ozono.

Al ser una onda de luz muy corta, su irradiación es violenta y afecta de manera significativa la materia orgánica que está expuesta a ella. En el caso de las células humanas, la luz UV es capaz de quemarla con facilidad y en el caso de microorganismos mucho más simples, como bacterias y virus, esta altera y destruye la estructura genética de estos, por lo que se ha usado como esterilizante y desinfectante durante muchas décadas.

Dentro de los organismos que se ha constatado que son afectados por la luz UV, en específico por la luz ultravioleta del tipo C, está la siguiente y larga lista:

  • Agrobacterium tumefaciens
  • Adenovirus Tipo III
  • Aspergillus Amstelodamy
  • Aspergillus flavus
  • Aspergillus glaucus
  • Aspergillus niger
  • Bacillus Anthracis
  • Bacillus Anthracis (esporas)
  • Bacillus Megatherium SP
  • Bacillus Megatherium SP (esporas)
  • Bacillus Paratyphosus
  • Bacillus subtilis
  • Bacillus subtilis (esporas)
  • Bacteriófago
  • Campylobacter jejuni
  • Chiorella vulgaris (Algas)
  • Cianobacteria sp.
  • Clostridium botulinum
  • Clostridium tetani
  • Corynebacterium diphtheriae
  • Coronavirus
  • Coxsackie
  • Cryptosporidium parvum
  • Dysentery bacilli
  • E. hystolitica
  • Eberthella typhosa
  • Echovirus I (Picornaviridae)
  • Echovirus II (Picornaviridae)
  • Enterococcus faecalis
  • Escherichia Coli (E. Coli)
  • Giardia lamblia
  • Huevos de nematodo (helmintos)
  • Influenza (orthomyxovaridae)
  • Legionella bozemanii
  • Legionella dumofii
  • Legionella gormanii
  • Legionella longbeachae
  • Legionella micdadei
  • Legionella pneumophila
  • Leptospira canicola
  • Leptospira interrogans
  • Listeria monocytogenes
  • Micrococcus candidus
  • Micrococcus sphaeroides
  • Mosaico del tabaco (TMV)
  • Mucor Mucedo
  • Mucor Recemosus (A y B)
  • Mycobacterium tuberculosis
  • Neisseria – moraxella catarrhalis
  • Oospora lactis
  • Paramecium sp.
  • Penicillium chrysogenum
  • Penicillium digitatum
  • Penicillium expansum
  • Penicillium roqueforti
  • Phytomonas tumefaciens
  • Poliovirus (picornaviridae)
  • Proteus vulgaris
  • Pseudomonas aeruginosa
  • Pseudomonas fluorescens
  • Rhizopus nigricans
  • Rhodospirillum rubrum
  • Rotavirus (Reoviridae)
  • Saccharomyces cerevisiae
  • Saccharomyces ellipsoideus
  • Saccharomyces sp.
  • Salmonella enteritidis
  • Salmonella paratyphi
  • Salmonella Species
  • Salmonella typhi
  • Salmonella typhimurium
  • Sarcina lutea
  • Serratia marcescens
  • Shigella dysenteriae
  • Shigella flexneri
  • Shigella paradysenteriae
  • Shigella sonnei
  • Spirillum rubrum
  • Staphylococcus albus
  • Staphylococcus aureus
  • Staphylococcus epidermidis
  • Streptococcus haemolyticus
  • Streptococcus lactis
  • Streptococcus pyrogenes
  • Streptococcus salivarius
  • Streptococcus viridans
  • Trichosporon
  • Variola Virus (Poxviridae)
  • Vibrio cholerae
  • Vibrio comma
  • Virus de la Hepatitis A (VHA)
  • Virus de la Hepatitis B (VHB)
  • Yersinia Enterocolitica

La primera imagen real del virus del SARS-Cov-2. | Foto: Nanographics/EFE

¿Se puede usar para desinfectas espacios domésticos y de uso común?

Sí. La luz UV se puede usar para desinfectar cualquier tipo de espacio. Sin embargo, su uso debe estar mediado por medidas de seguridad suficientes para asegurar que quienes estén en este espacio no tengan complicaciones o consecuencias debido a su uso.

Además de quemaduras en la piel, la luz ultravioleta puede generar desprendimiento de retina, lo cual hace todavía más complejo su uso, además de que si no se aplica bajo los estándares necesarios para la desinfección puede ser igual de problemático que limpiar con químicos como se acostumbra para la esterilización bajo estos medios.

Asimismo, no existen por ahora regulaciones respecto a su comercialización y en muchos casos su popularidad se ha usado para realizar estafas con lámparas de luz negra y/o luz azul fluorescente, ya que no existen certificaciones concretas que puedan brindarse a los usuarios.

Su uso requiere de cuidados especiales, además de un manual de seguridad mínima, que se equiparan a las medidas de protección básica de un entorno de pruebas de laboratorio, con protección para ojos, piel y el entorno, así como la protección de otras personas en el mismo lugar.

***

Si aún tienes dudas grandes sobre el coronavirus y el Covid-19, te explicamos todo desde cero