En caso de un infarto, el tiempo que tarda el paciente en recibir primeros auxilios marca la diferencia entre la vida y la muerte. Con esto en mente, el científico oaxaqueño Alejandro Cabrera Fuentes de 29 años de edad, desarrolló un método para atender infartos y aumentar las probabilidades de sobrevivir.

El método consiste en que con con ayuda de un baumanómetro se aplica una presión de 200 mililitros de mercurio durante 5 minutos, después se libera la presión, y se deja descansar el brazo por 5 minutos. El procedimiento se repite 4 veces para ayudar a proteger el corazón en lo que llega una ambulancia. Según el investigador mexicano, que actualmente desarrolla su investigación en Alemania, en Europa el tiempo promedio de traslado entre el lugar de un incidente y el hospital es de una hora.

Esta técnica ya es completamente funcional en países como Reino Unido, Francia, España, Dinamarca y Bélgica, en donde se ha demostrado que los pacientes llegan protegidos al hospital. También se realizan investigaciones para ver de qué manera este método puede ayudar en operaciones de corazón abierto para reducir la muerte celular en los órganos.

Alejandro-Cabrera-Fuentes-02
La técnica del mexicano ya es utilizada en varios países de Europa

Nacido en El Espinal, Juchitán, Alejandro Cabrera inició la carrera de Medicina en la Universidad Autónoma de Puebla, y en 2003 obtuvo una beca de Rusia para estudiar la licenciatura en Microbiología. Obtuvo el doctorado Summa Cum Laude en Biología Humana en la Universidad alemana de Giessen, y el de Bioquímica y Microbiología en la Universidad rusa de Kazan; ambos doctorados los cursó simultáneamente. En el 2009, el padre de Alejandro sufrió un derrame cerebral, y eso hizo lo inspiró a buscar forma de combatir las enfermedades cardiovasculares.

El plan del investigador es regresar a nuestro país e implementar este método en su natal Oaxaca y después al resto de México.

“Quiero llegar a México para convertir esto en realidad con pacientes. Será difícil pero se puede empezar con el tratamiento del baumanómetro, es un método no invasivo. Si este sistema ya se aceptó aquí en Europa, en México va a ser aceptado tarde o temprano”.

La trayectoria de Alejandro logró que el consulado mexicano en Frankfurt solicitara de manera oficial su nominación al Premio Nacional de la Juventud 2014 en México en la categoría de Ciencias.

vía Agencia ID

fuente Notimex

temas