El descubrimiento sería la primer prueba conocida de la llegada de nuestros antepasados a esas gélidas tierras.

Un equipo de paleontólogos rusos, dirigidos por el investigador Vladimir Pitulko, informaron el descubrimiento de los restos de un mamut en un yacimiento en Siberia, cerca del mar de Kara. Lo más interesante del hallazgo son las marcas encontradas en el cuerpo del animal, que probarían que fue cazado en ese lugar hace unos 45 mil años. Lo anterior sería la prueba de la más antigua presencia humana en el Ártico.

mamut1
Los restos del mamut

De acuerdo con los investigadores, el mamut fue apuñalado y descuartizado en el lugar, además tenía cercenado parte de uno de sus colmillos, probablemente para construir una herramienta con él. Si se comprueba que la caza del mamut ocurrió hace 45 mil años se ampliaría el espectro conocido de la presencia humana en el Ártico en al menos 5 mil años. Los investigadores sostienen que existen suficientes pistas para pensar que los cazadores eran humanos y no Neandertales.

fuente El mundo

temas