No todos los días se cierra esta impresionante maquina por algo así…

No es una historia nueva que los pequeños roedores u otro tipo de mamíferos pequeños les guste roer o morder cables. Pero esta vez, una supuesta comadreja llevó esa actividad a nuevas dimensiones. El Gran Colisionador de Hadrones es una maquinaria de lo más avanzada tecnológicamente y no salió nada barato construirla, ni tampoco es cualquier cosa mantenerla funcionado.

Así, este inmenso instrumento, conocido por haber comprobado la existencia del bosón de Higgs, tuvo que ser apagado una vez más, en esta ocasión porque tenía problemas eléctricos en días recientes… Cuando revisaron cuál fue el problema, descubrieron que un pequeño mamífero –quien falleció– había estado masticando los cables de uno de los transformadores del Gran Colisionador de Hadrones.

Un vocero de la Organización Europea para la Investigación Nuclear dijo que se trataba de una comadreja, sin embargo no pueden estar seguros. En la foto que presentaron del pequeño animal, se especula que tal vez es un martes.

Se cree que pudo haber sido una comadreja, sin embargo, bien pudo haber sido un martes.
Se cree que pudo haber sido una comadreja, sin embargo, bien pudo haber sido un martes.

No es la primera vez que ocurre algo así, en 2009 se cree que un pajarito tiró una baguette en una parte crítica del sistema eléctrico. Además, en 2006, se registró un “ataque coordinado” de mapaches a un acelerador de partículas en Estados Unidos.

El Gran Colisionador de Hadrones resumirá actividades el próximo mes ya que arreglen los daños. Por su parte, que la pequeña criatura descanse en paz y que por lo menos se haya divertido con esos cables antes de electrocutarse. Bueno, hay veces que por más cuidado que se tenga, ocurren accidentes.

fuente NPR

temas