Una investigación publicada este mes en la revista Nature sostiene que los responsables de traer la tuberculosis a América fueron las focas.

Durante años se aseguró que los culpables de traer la tuberculosis al continente americano habían sido los conquistadores españole s(junto con la viruela, el sarampión, la malaria y la gripe), pero durante la década de los setenta, se encontraron en Perú una serie de cadáveres con más de 1,000 años de antigüedad –es decir, más de 500 años antes del “descubrimiento” de América– que tenían signos que hacían pensar que en vida habían sido portadores de la bacteria conocida como bacilo de Koch, responsable de la tuberculosis, lo cual representó un misterio científico hasta ahora.

Una serie de recientes análisis genéticos realizados a los esqueletos peruanos por investigadores de la Universidad de Tubinga, Alemania, parece haber resuelto el misterio. De acuerdo con Johannes Krause, director del proyecto, los culpables de traer a América la enfermedad infecciosa más prevalente en el mundo fueron las focas y los leones marinos muchos siglos antes de que los españoles trajeran otro brote.

“¿Quién hubiera pensado que las focas transmitieron una de las enfermedades más letales en América del Sur hace alrededor de mil años? Fue definitivamente una sorpresa”, declaró Krause.

foca-madre
León Marino bebé (foto: Justin Garland)

El equipo académico encontró en los esqueletos una cepa de la tuberculosis conocida como complejo Mycobacterium tuberculosis pinnipedii, la cual sólo se había encontrado en leones marinos y focas, y no en seres humanos. El descubrimiento parece indicar que los animales marinos se infectaron de la enfermedad en África y llevaron el virus a América en su viaje entre océanos. Al llegar a nuestro continente es probable que los peruanos se contaminaran de la bacteria al cazar y alimentarse de los fócidos.

 “Estoy muy contento con el resultado de la investigación, debido a que resuelve este viejo misterio científico. Afortunadamente para nuestra especie, la mutación de esta cepa de la tuberculosis se extinguió junto con los portadores. La que actualmente conocemos y padecemos, es una versión derivada de la cepa que llegó más tarde, junto con los españoles”, mencionó Krause.

A pesar de que con esta investigación se confirma que la tuberculosis llegó mucho antes que los españoles a América, la versión más letal, que diezmó a miles de los pobladores originarios del continente, sí fue traída por los conquistadores.

* Foto de portada: Luis Alejandro Bernal Romero

vía New Scientist

fuente Nature

temas