La intensa actividad de un volcán submarino en Japón creó una pequeña isla en el Océano Pacífico, algo que no sucedía en dicho país desde hace 40 años.

Esta formación tiene unos 200 metros de diámetro y se encuentra a unos 1,000 kilómetros de la costa de Tokio, cerca de la isla inhabitada de Nishino-shima.

La isla fue descubierta por las autoridades japonesas el pasado miércoles, y desde entonces el volcán ha estado expulsando una combinación lava, cenizas y agua marina, lo que ha terminado por crear este pequeño pedazo de tierra. Esta es la segunda isla que surge en apenas dos meses, pues en septiembre pasado emergió una en Pakistán, luego de que un terremoto sacudiera al país.

No se sabe si el mar terminará por erosionar la formación para desaparecerla por completo, aunque en caso de mantenerse a flote, el gobierno de Japón ya ha declarado que estarán “felices de extender su territorio”. Sea cual sea el destino de esta isla, nos quedamos con las espectaculares imágenes de su nacimiento en las que se pueden observar columnas de humo de hasta 600 metros.

temas