Con sólo apretar un botón podrás evitar que tus espermatozoides fecunden a tu pareja.

Clemens Bimek, un médico alemán amante de la tecnología, presentó a Bimek SLV, un concepto que busca ser una alternativa masculina para el control natal.

La idea de Bimek consiste en una pequeña válvula de 18 milímetros y 2 gramos de peso que debe implantarse, a través de una cirugía sencilla, en los conductos que transportan el esperma. La válvula se conecta a un interruptor que se coloca bajo la piel del escroto. Una vez que el SLV se ha colocado dentro de su usuario, éste podrá permitir o bloquear el paso de sus espermatozoides con sólo apretarse el escroto. En pocas palabras, el dispositivo realiza una vasectomía momentánea, que puede revertirse en segundos.

interruptor

El Bimek SLV aun sigue en fase de pruebas, hasta ahora siendo implantado en 25 voluntarios (entre los que se encuentra su creador). A pesar de que las pruebas han sido exitosas, para mantener su desarrollo se requiere una importante inversión de capital. Por ello la compañía detrás del producto lanzó una campaña de fondeo que busca recaudar 600 mil euros, con los que se busca seguir mejorando el producto, realizar más pruebas y poder ofrecerlo masivamente a las instituciones sanitarias de varios países.

Para atraer inversionistas y clientes, Clemens Bimek le ofrece a la gente la oportunidad de ser uno de los primeros poseedores de uno de estos sistemas implantados, y el 2.5 % de las acciones de la compañía, a cambio de 75 mil euros. Si todo sale bien, el Bimek SLV comenzará a estar disponible en el 2018.

vía Daily News

fuente Bimek

temas