El secreto está detrás de los receptores magnéticos de sus antenas.

Un curioso video ha circulado en varios rincones de Internet esta semana, en él puede verse cómo el andar de las hormigas cambia antes y después de que un iPhone recibe una llamada telefónica.

Por supuesto que es algo muy curioso de ver pero, ¿por qué ocurre? Todo se debe en sí a los receptores magnéticos de estos insectos y a las ondas magnéticas que recibió el teléfono con la llamada, según la explicación de Nigel Andrew de la Universidad de Nueva Inglaterra.

Los receptores se encuentran en las antenas de las hormigas, y les permiten comunicarse a distancia mediante campos magnéticos de la Tierra, orientando su marcha, mucho mejor. Así que, en resumen, cuando el teléfono recibe ondas electromagnéticas al recibir una llamada las hormigas reaccionan de esa manera.

De acuerdo con el biólogo y especialista en insectos, Simon Robson, es una consecuencia de su sistema de comunicación: “Teniendo juntas a las hormigas de ese modo, la forma del teléfono puede tener algo que ver y las vibraciones pueden contribuir para emocionarlas más. Pero una cantidad de hormigas así lo hará incluso sin el teléfono”

¿Interesante, no? Pueden ver el experimento completo aquí mismo.

vía Engadget

fuente Funkete

temas