Apple podría reintroducir el Touch ID en el iPhone de una forma más novedosa

Un respetado analista de Apple asegura que el Touch ID estaría de vuelta en 2021.
(Foto: Reuters)

Hace dos años, Apple decidió eliminar del iPhone el Touch ID para que el único sistema de seguridad de sus smartphones funcionara a través de la tecnología Face ID, y desde entonces, las huellas dactilares quedaron en el olvido de sus dispositivos. Pero si bien, el reconocimiento biométrico fue un deslumbramiento tecnológico cuando apareció por primera vez, el informe -a través 9to5Macde un respetado analista de Apple indica que nuestro viejo amigo Touch ID podría estar de vuelta.

También te recomendamos: Apple Card, la tarjeta de crédito virtual para iPhone, ya está disponible

De acuerdo con Ming-Chi Kuo, conocido en la industria por ser una especie de gurú tecnológico, en 2021 Apple podría unificar el reconocimiento facial Face ID con una versión mejorada del Touch ID que, en vez de funcionar a partir de un sensor de huellas digitales en un botón de inicio -que también ha dejado de existir en el iPhone- estaría integrado al interior de la pantalla y funcionaría mediante sensores de huellas digitales.

Según The Verge, los sensores de huellas dactilares en pantalla no son nada desconocidos. Aparecieron por primera vez en Vivo’s X20 Plus UD a inicios de este año, pero cuentan que incluso Apple podría haber estado trabajando en esta tecnología desde hace al menos dos años cuando presentó su patente; sin embargo, una serie de limitaciones como la dificultad en su producción o detalles más específicos como el consumo de energía, el tamaño del área de detección o el grosor del módulo, serían algunas de las razones por las que esta inclusión se ha retardado durante todo este tiempo. Pero Kuo asegura que en 2021 Apple podría superar estos problemas.

Esta unificación no solo sería uno de los cambios significativos más importantes de Apple desde que se introdujo al mercado el iPhone X en 2017, sino también, sería un enorme mejoramiento en la seguridad y comodidad de estos dispositivos. Mientras que para un hacker resultaría más complejo imitar la cara y la huella digital del dueño de un iPhone, el usuario podría autenticar su cuenta de una forma más simple. Recordemos que, si el Face ID es un método confiable, no es tan cómodo utilizarlo en algunos momentos. Por ejemplo, al estar a oscuras.

Aún es pronto para este tipo de predicciones cuando faltan dos años para que pueda ser confirmada la información. Pero guarda este post cuando pienses en comprar un nuevo dispositivo y debas pensarlo dos veces.