La idea es analizar los efectos del tabaco sin tener que afectar a un ser vivo.

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, la famosa EPOC, generalmente es causada por el tabaquismo, comienza como una infección en la garganta, luego evoluciona a una bronquitis crónica, y finalmente se convierte en un enfisema. A pesar de ser una de las afecciones respiratorias más delicadas y comunes, hasta ahora todos los estudios relacionados con ella no habían logrado ser precisos, principalmente por las variaciones entre pacientes, y las limitaciones actuales con respecto a las pruebas con animales.

Intentando solucionar el problema, un equipo de investigadores del departamento de medicina de la Universidad de Harvard desarrolló un robot fumador, que supuestamente permitirá analizar cómo afecta el cigarro a las células pulmonares. El robot lleva en su interior muestras de células vivas pulmonares de algunos sujetos de prueba, y se dedica a fumar de manera compulsiva para analizar cómo afecta a las células el hábito del cigarro y compararlas con las de los sujetos de prueba (que no fuman).

Con este tipo de innovaciones se busca limitar lo más posible poner en peligro a los sujetos de prueba en análisis de enfermedades crónicas como el EPOC.

fuente Wyss Institute (Vimeo)

temas