Google siempre ha sido una compañía inquieta. En los últimos años ha dejado una marca imborrable en la red, pero aparentemente ahora tratan de extender sus dominios fuera del mundo virtual. En esta ocasión te presentamos el proyecto de Google que pretende explorar el cuerpo humano.

Alguna vez vi en una película futurista o leí en un cómic, ya no me acuerdo, que decía que el apocalipsis comenzaría por un evento absurdo. Como un gif del grumpy cat demasiado gracioso, el hashtag #NoEraPenal, cinco goles en seis minutos o el disparo a un archiduque.

Tal vez en cuarenta años lloraremos cuando alguien diga: “¿se acuerdan cuando Google dijo que detendría la muerte?“, o “¿se acuerdan cuando la gran G, ahora llamada Gran Líder, empezó la investigación de los genes humanos?”. Para entonces probablemente la población estará cerca del cero y los robots serán nuestros aliados para combatir a la entidad “Dios”, que entre sus mil nombres tendrá también el de “Google”.

Probablemente. Con esto de que cada movimiento reciente de Google parece planeado por Skynet.

google genes03

Resulta que el nuevo Baseline Study, impulsado por Google, se propone explorar las partículas y los genes del cuerpo humano. El proyecto, liderado por Andrew Conrad, doctor en biología molecular, cuenta con un equipo de cien expertos en campos como fisiología, bioquímica, óptica y biología molecular. Por el momento han recaudado información de 175 personas sanas, pero planean multiplicar por mil la cifra de sujetos de exploración en el mediano plazo.

Según las declaraciones de Conrad, la idea es recabar suficiente información sobre la constitución humana como para prevenir enfermedades. Ninguna en particular, solo “enfermedades”. En concreto, usarán los big data y los procesarán con las súper computadores de Google para encontrar formas de prevenir padecimientos humanos antes de que se manifiesten. En palabras del dr. Conrad:

“Con cualquier sistema complejo, la idea es poder reaccionar proactivamente a los problemas. Esto no es revolucionario. Simplemente estamos haciéndonos la pregunta: si realmente queremos ser proactivos, ¿qué necesitamos saber? Tienes que saber cómo se ve la cosa en pleno y saludable funcionamiento”

Como ya lo imaginarán, la “cosa” es el cuerpo humano. De manera que los datos obtenidos serán útiles para prevenir padecimientos como colesterol alto, sobrepeso o afecciones cardiacas. Así que podrían decirte específicamente que conductas debes modificar o que hábitos debes adquirir para tener una vida más larga y saludable. El proyecto, hasta aquí, luce bastante bien, ¿pero se imaginan a Google con una base de datos gigantesca que le dice cómo funciona (y cómo no funciona) el cuerpo humano?

google genes02

Claro que ahora parece que faltan lustros para que Baseline Study presente datos útiles, o quizá nunca lo logré. Y tal vez después de leer esta nota irás a buscar memes para aligerarte el estrés, y después lo olvidarás y parecerá que nada sucede. Sin embargo, existe la posibilidad de que los datos obtenidos no sólo sean usados para el “bien”, y de alguna manera se corrompan y terminen por ser un insumo fundamental para la manipulación. Después de todo, los big data que lanzamos diariamente a las redes sociales pueden y son usados en nuestra contra, imagínate lo que se podría hacer con nuestros datos a nivel molecular.

A lo mejor todo esto termina en que nuestras moléculas aparecerán saltando en el Google Maps o sus fotos serán la portada del Google Plus. No lo sabemos. Cruzamos los dedos para que el Baseline Study sólo tenga consecuencias benéficas para nuestra salud. Después de todo, la gente de Skynet, digo, de Google siempre tiene buenas intenciones.

vía Gizmodo

fuente The Wall Street Journal

temas