La alarma que indica la fuga de gases nocivos se activó esta mañana.

Según el Centro de Control de Vuelos en Rusia, hoy por la mañana se registró una posible fuga de amoníaco –una sustancia altamente venenosa que comúnmente se usa para enfriar el circuito y algunas tuberías– en la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés). Esto generó la evacuación de astronautas del sector americano que se encontraban a bordo, tras la activación de las alarmas que comúnmente son el indicador de fugas de gas nocivo.

Oponiéndose al reporte emitido por Rusia, que afirma las emisiones de amoníaco, la NASA mencionó que no hay información suficiente para declarar que se trató de ello e incluso declaró, a través de su cuenta de Twitter, que quizás esta alarma sea posiblemente falsa, debiéndose a una falla informática o un sensor roto.

Además de un incendio, la fuga de amoníaco es considerada uno de los eventos más peligrosos que podrían presentarse en la nave debido al alto grado de toxicidad de dicho gas. Según una entrada del blog de la NASA, tras la evacuación hacia la otra mitad de la Estación controlada por lops ruos, los astronautas han sido reportados con buena salud y todos los mecanismos funcionan correctamente.

Actualización (14:31):

La ISS anunció en Twitter la reapertura del sector americano que fue sellado herméticamente tras la evacuación de emergencia, y según las muestras de aire que se han tomado, no hay ninguna señal de la presencia de amoníaco.

vía The Verge

fuente NASA Blog

temas