Un experimento determinó que la comida plantada en el planeta rojo no representaría un problema de salud.

Científicos de la Universidad de Wageningen, Holanda, realizaron un experimento con vistas al futuro: determinar si en el suelo marciano se podría cultivar frutas y verduras sin peligro para los consumidores de este hipotético alimento.

La gran incertidumbre detrás del experimento era saber si la comida que se cultive en Marte absorbería los altos niveles de metales pesados (como cadmio, cobre y plomo) presentes en el suelo marciano. En el experimento se utilizó tierra desarrollada por la NASA, que imita la del planeta rojo. 

marter
Wieger Wamelink, uno de los responsables del experimento.

Los científicos lograron cosechar en el “suelo marciano” diez cultivos de rábanos, chícharos, centeno y jitomates. Todos los alimentos demostraron ser aptos para el consumo humano. Además, la cosecha carecía de niveles peligrosos de metales pesados.

“Estos resultados son muy prometedores. De hecho, ya podríamos comer estos rábanos, chícharos, centeno y jitomates, y tengo mucha curiosidad por cómo va a ser su sabor”, declaró Wieger Wamelink, uno de los responsables del experimento.

El próximo paso de los investigadores es analizar como reaccionan otros seis tipos de cultivos, incluyendo papas, ante el suelo marciano.

fuente Phys

temas