Gracias a este avance, se ha dado un paso importante en la preservación de este animal en peligro de extinción.

Conocido como el felino grande con más presencia en el planeta, el leopardo negro (Panthera pardus) tiene una rara variedad en donde por una leve diferencia genética su pelaje es totalmente negro y uniforme a primera vista. Este animal únicamente habita en la península de Malasia y por su hermoso aspecto ha sido presa de los cazadores furtivos que en poco tiempo lo han puesto en el estatus de “especie en peligro de extinción”.

Los esfuerzos científicos para preservar al leopardo negro se encontraron siempre con un problema: la incapacidad de poder distinguir a uno del otro debido al color de su pelaje que no parece variar de un animal a otro. Para resolver esta problemática, los científicos de la Universidad James Cook de Australia idearon una sencilla metodología para tener un registro puntual de cada leopardo negro existente en esta zona geográfica específica.

negroleopardo
Un leopardo negro visto bajo la luz infrarroja

La solución es sencilla: fotografiar a los animales bajo el espectro de la luz infrarroja, con lo cual el complejo sistema de manchas –que en cada leopardo negro tiene una construcción diferente– queda evidenciado con muchísima claridad. Esto ayuda a identificar con facilidad la cantidad exacta de especies existentes y así planificar mejor su supervivencia y reproducción.

vía Gizmodo

fuente Nature World News

temas