¿Cuándo se dejará de necesitar la mano humana para trabajar? La respuesta no es una para el futuro, pues una fábrica de Changying Precisión Technology en China disminuyó significativamente su mano de obra y… Les va mejor.

En Dongguan, Cantón, China, una planta donde fabrican componentes para smartphones tenía 650 trabajadores. Hoy tiene sólo 60. A todos los demás trabajadores los reemplazaron con robots. Estas máquinas no sólo ocuparon los puestos en la cadena de montaje, la distribución interna, almacenes y transporte dentro de la fábrica quedó en sus manos. Los empleados que quedaron se encargan de monitorear el trabajo que los robots hacen.

Este cambio fue gracias a una gran inversión por parte de la empresa, sin embargo, los resultados tienen satisfechos a los directivos. Desde que cambiaron a los robots, la producción se triplicó. Antes, en un mes producían 8 mil componentes, ahora hacen 21 mil. Además, el porcentaje de piezas defectuosas se redujo de 25%, hasta 5 por ciento.

Ante tal éxito financiero, la empresa planea seguir adelante con esta mecánica y quedarse con únicamente 20 empleados de alta capacitación.

No será el último caso. Shenzhen Evenwin Precision Technology tiene en pie un movimiento parecido en sus fábricas. Estas medidas no son únicamente por ventaja financiera, sino por las condiciones laborales. De hecho, el gobierno de la provincia anunció un plan económico orientado a incentivar el uso de robots.

fuente People's Diary

temas