Las enormes piernas del Tiranosaurio Rex no le servían para correr

Más bien le servían para dar largos pasos.
(AFP)

¿Se acuerdan de esa escena en Jurassic Park, una de las más icónicas en la historia del cine tanto que hasta Toy Story le hizo un homenaje? Por supuesto estamos hablando de la persecución del Tiranosaurio Rex, pero por más increíble que sea, hay cada vez menos evidencia de que se acerque aunque sea un poco a la realidad. De hecho un nuevo estudio descubrió que las enormes piernas del tiranosaurio rex no eran para correr, sino para caminar dando enormes pasos.

También te recomendamos: Descubren fósiles del primer dinosaurio acuático conocido

Una investigación publicada en la revista PLOS One encontró que las gigantescas piernas del tiranosaurio eran mejores caminando que corriendo. Al viajar largas distancias con sus enormes pasos lograba ahorrar energía que desplazándose muy rápido habría gastado inmediatamente.

“Asumimos que los animales con adaptaciones para correr, tales como largas piernas, están adaptadas para una mayor velocidad, pero este artículo muestra que hay más formas de desplazarse rápido además de correr. Cuando se trata de un animal grande, esas adaptaciones también podrían ser para duración y eficiencia. Podría tratarse de un maratonista más que de un corredor”, comentó Thomas Holtz de la Universidad de Maryland.

Al analizar 70 especies de terópodos, la familia de los dinosaurios caracterizados por sus huesos huecos y por tener tres dedos en sus extremidades a la que pertenecen los tiranosaurios, los investigadores descubrieron una cosa interesante: los dinosaurios pequeños y medianos podían usar sus piernas para correr, pero los más grandes no tenían ningún beneficio al desplazarse de esa manera, sino todo lo contrario.

Esto significa que los tiranosaurios rex usaban menos energía cuando caminaban largas distancias que cuando intentaban correr. Eso les permitía caminar por kilómetros sin agotarse en busca de comida y agua.