No se veía un ejemplar de esta especie en la zona desde 2007.

Luego de 10 años de no registrarse un zorro gris en la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel (REPSA) que está bajo resguardo de la UNAM, un grupo de universitarios reportaron el avistamiento de un ejemplar mientras realizaban muestreos para otros proyectos de investigación.

El descubrimiento tiene entusiasmados a los científicos, pues esto significa que la reserva está dando resultados más favorables que los esperados. “Es una especie clave porque es un depredador punta, es decir, es capaz de modificar el sistema en que vive de arriba hacia abajo. La zorra demuestra que Ciudad Universitaria puede ser punta de lanza en conservación urbana”, destacó Luis Zambrano González, investigador del Instituto de Biología (IB) y secretario ejecutivo de la REPSA.

La zorra gris es considerada por los expertos una especie “bandera”, pues su existencia significa una larga cadena de vida animal y vegetal. “Si vive en la Reserva, significa que existen 15 o 20 especies en la región, comenzando por sus presas (desde pequeños mamíferos hasta insectos)”, explica la UNAM en un comunicado.

Fotografía del zorro gris tomada por científicos de la UNAM
Fotografía del zorro gris tomada por científicos de la UNAM

Zambrano González destacó que aún no se tiene claro cómo es que llegó el zorro gris en la zona de 237 hectáreas, pero las hipótesis más fuertes señalan que estaba en la REPSA desde hace tiempo y nadie la había visto “porque estaba escondida y deprimida por los perros ferales”. La segunda hipótesis indica que tal vez llegó sola del sur de la Ciudad de México, de zonas como Tlalpan o el Ajusco, donde aún viven estos animales; o bien, que pudo ser introducida por alguna persona que “no sabía qué hacer con ella y en vez de reportarla a las autoridades la trajo aquí”.

“Las zorras, aunque son de campo, son capaces de sortear obstáculos urbanos como las calles. En tal caso tuvo que cruzar el Periférico o Insurgentes, pudo hacerlo de noche (pues son animales nocturnos) y evitar que la atropellaran. Luego encontró la Reserva y se quedó aquí”, añadió.

La zorra gris es un animal pequeño —más que un coyote—, con una longitud total que va de los 80 a los 112 centímetros, y un peso de dos a cuatro kilogramos. Este mamífero carnívoro de la familia Canidae, vive distribuida en el continente americano, desde el suroeste de Canadá hasta Venezuela. Los zorros son usualmente gris con un mechón negro en el dorso de la cola, con el pecho y la garganta blancos y una mancha café en los costados.

Estos animales habitan en una gran variedad de sitios, pero prefieren lugares con una cubierta arbustiva densa. Se encuentran desde bosques templados hasta en matorrales xerófilos.

Ahora, los científicos universitarios crearán un equipo para hacer un seguimiento del animal para saber si es hembra o macho y si está solo o con otros. “Son animales que viven en familia”, resaltó Zambrano.

fuente UNAM

temas