Los restos estaban en la tumba de la abuela del primer emperador de China.

Imperialis Junzi

(Camuel Turvey/Zoological Society of London)

Los gibones son primates pertenecientes a la familia de los hilobátidos; es decir que no tienen cola y por lo tanto son incluidos en la misma “superfamilia” de los seres humanos. Los científicos acaban de descubrir los restos de una especie de gibbon que permanecía desconocido hasta el momento.

En las excavaciones de una tumba de 2 mil 300 años de antigüedad, perteneciente a Lady Xia, abuela del primer emperador de China, Qin Shi Huang (259 A.C a 210 A.C), en la provincia de Shaanxi; los científicos encontraron 12 fosas llenas de restos de animales, incluyendo los esqueletos de un leopardo (Panthera pardus), un lince eurasiático (Lynx lynx), un oso negro asiático (Ursus thibetanus), una grulla (Grus), mamíferos domesticados, aves y, sorprendentemente, un misterioso gibón.

Tumba de Lady Xia.

En la actualidad hay 20 especies de gibones y siamangs (gibones grandes que en su mayoría viven en los árboles) conocidos por la ciencia, incluyendo seis especies vivas que son nativos de China; pero el cráneo del recién descubierta de gibbon, la mandíbula y los dientes no se parecía a ninguna de estas criaturas.

Los investigadores han planteado la hipótesis de que este gibón, al que han denominado Imperialis Junzi, pudo pertenecer a la primera especie de primates extinta en la última edad de hielo.

Durante su vida útil el Junzi imperialis probablemente tenían un aspecto similar a los gibones de hoy en día; pesara alrededor de 6 kilos y se alimentara de una mezcla de frutos, hojas, insectos y huevos de aves.

“Nuestra investigación ha demostrado que, en el pasado, los gibones tenían una distribución mucho más amplia, incluida una más septentrional, en toda China, pero con el tiempo, a medida que China se desarrollaba y los humanos se expandían, la distribución de gibones se redujo drásticamente. Hoy, los gibones están restringidos al extremo sur de China”, explicó Chatterjee al portal Live Science.

El término Junzi proviene de una palabra china que significa caballero. Los gibones se percibían como nobles en toda la historia de China. Se creía que a través de ellos se podía canalizar cantidades considerables de chi (energía), y con frecuencia aparecían en antiguos poemas, historias y arte chinos.

fuente Live Science

temas