El MIT construirá un reactor de fusión autosostenible en 2021

El proyecto SPARC podría ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en el sector de energía.
(Imagen: MIT)

El Massachusetts Institute of Technology (MIT) trabaja en un proyecto que revolucionará la generación de energía: un reactor de fusión autosostenible. Este será diseñado por expertos del MIT y del Commonwealth Fusion Systems. Los artículos publicados en el Journal of Plasma Physics describen las bases para la construcción del sistema de fusión, cuya construcción inicia en 2021.

También te recomendamos: Groenlandia pierde más hielo en este siglo que en los últimos 12 mil años

SPARC será el primer dispositivo en lograr el plasma ardiente. Se trata de una reacción de fusión autosostenible en la que isótopos del hidrógeno se fusionan para formar helio. Esto sin necesidad de energía adicional. Los expertos explican que dicho plasma ardiente no ha sido visto en la Tierra de forma controlada. Por esa razón, es crucial en el siguiente paso: un prototipo funcional de una planta de energía.

“Hace dos años, el MIT entró en un acuerdo de investigación con la startup Commonwealth Fusion Systems en el desarrollo de un experimento de fusión de nueva generación llamado SPARC, como precursor de una planta de energía práctica y libre de emisiones.

Ahora, después de muchos meses de intensa investigación y trabajo duro, los investigadores encargados de definir y refinar la física detrás del diseño del tokamak publicaron una serie de estudios que resumen el progreso que han logrado y las interrogantes que la investigación de SPARC ha abierto”.

Martin Greenwald, subdirector del Centro de Ciencia de Plasma y Fusión del MIT, señaló que el proyecto está avanzando conforme a lo planeado. Los artículos publicados dan confianza a los expertos sobre la física del plasma y las predicciones para SPARC, por lo que Greenwald cree que cuentan con una base suficientemente sólida para la operación del dispositivo.

Los científicos creen que aún hay mucho que aprender sobre el plasma ardiente. Sin embargo, una vez que la máquina esté en funcionamiento, podrán obtener mayor información y abrir las puertas a nuevos dispositivos a base de los isótopos de hidrógeno. Esto puede ayudar a reducir las emisiones en el sector de energía, que es uno de los principales generadores de gases de efecto invernadero.