Un 3 de diciembre de hace 180 años nació en la provincia de Camagüey, Cuba, el microbiólogo Carlos Juan Finlay, descubridor del vector biológico en el contagio de la fiebre amarilla. Su memoria ha sido guardada en Latinoamérica, donde se celebra el 3 de diciembre como el “Día de la medicina Latinoamericana”. El día de hoy, Google honra su memoria con un doodle.

Coloración amarillenta en la piel y los ojos, fiebre y fallo renal son sólo algunas de las terribles consecuencias de la “fiebre amarilla”, o “vómito negro” o “plaga americana”. Por decenas de años Sudamérica, África y el Caribe padecieron sin remedio esta enfermedad hasta que el Dr. Carlos Juan Finlay realizó su importante descubrimiento.

Sin lugar a dudas, el trabajo de Finlay representa el más importante avance en medicina de Nuestra América hasta la fecha. Este doctor se percató de que el mosquito aedes aegypti era el responsable de transmitir la “fiebre amarilla” y con ello señaló la importancia del vector biológico en la transmisión del algunas enfermedades.

Asimismo, descubrió que sólo las hembras fecundadas transmiten la enfermedad y que los pacientes que habían sido picados se volvían inmunes. Gracias a esto desarrolló un suero que le ayudó a terminar con la fiebre amarilla en Santiago de Cuba en tan sólo siete meses. Su trabajo es la base de la vacuna que se usa hoy en día.

Hoy recordamos con orgullo y beneplácito al más célebre doctor de América Latina.

vía CNN

temas