El curioso animal podría servir para explicar la evolución de los  animales de 4 patas.

Adam Pritchard, paleontólogo de la Universidad de Stony Brook, participó en el descubrimiento de un curioso reptil que vivió hace 200 millones de años, que se asemeja a una cruza entre un camaleón y un oso hormiguero, pero que se caracteriza por poseer unas garras en forma de gancho que le servían para la excavación.

De acuerdo con Pritchard, el Drepanosaurus (el nombre del curioso reptil) podría servir para entender la evolución de todos los animales de cuatro patas.

“El drepanosaurus ha acabado con dos reglas que parecían limitar las extremidades de los tetrápodos. El radio y el cúbito son perpendiculares entre sí debido a la forma única de este último y los huesos carpianos (la muñeca) son grandes y muy alargados”, indicó Adam Pritchard.

Si bien ésta no es la primera ocasión que se descubren restos de Drepanosaurus, es apenas la segunda vez que se comprueba su existencia, además el nuevo ejemplar tiene completos los huesos de sus garras. Gracias al descubrimiento, ahora sabemos que los drepanosaurus tenían garras largas, anchas y sus miembros delanteros eran muy similares a los de los osos hormigueros actuales.

El Drepanosaurus es la prueba de que la evolución de las patas animales fue distinta a como pensábamos hasta ahora.

fuente Sci-News

temas