Descubridores del virus de la Hepatitis C ganan el Nobel de Medicina 2020

Los científicos Harvey J. Alter y Charles M. Rice y Michael Houghton ganaron el premio Nobel de Medicina 2020.

Los científicos estadounidenses Harvey J. Alter y Charles M. Rice, y el británico Michael Houghton ganaron el premio Nobel de Medicina 2020 por haber realizado una enorme contribución a la lucha contra la hepatitis de transmisión sanguínea, “un importante problema de salud global que causa cirrosis y cáncer de hígado en personas de todo el mundo”, explicó la Asamblea del Nobel.

(Foto: The Nobel Prize)

Poco tiempo después del descubrimiento del virus de la hepatitis B, realizado en la década de 1960 poBaruch Blumberg (que recibió en 1976 el Premio Nobel de Medicina por este descubrimiento), Harvey J. Alter se encontraba estudiando la aparición de la hepatitis en pacientes que habían recibido transfusiones de sangre.

Si bien los análisis de sangre para personas con el virus de la hepatitis B habían reducido el número de casos relacionados con trasfusiones, Alter y sus colegas lograron demostrar que preocupantemente aún había un porcentaje alto de casos. Mientras también se realizaban pruebas para la infección por el virus de la hepatitis A, quedó demostrado que no la causa de los nuevos contagios no era ocasionada por el virus de la hepatitis A o B.

(Foto: EFE)

“Alter y sus colegas demostraron que la sangre de estos pacientes con hepatitis podría transmitir la enfermedad a los chimpancés, el único huésped susceptible además de los humanos. Estudios posteriores también demostraron que el agente infeccioso desconocido tenía las características de un virus. Las investigaciones metódicas de Alter habían definido de esta manera una forma nueva y distinta de hepatitis viral crónica”, explican.

Una década después sin ningún resultado, mientras Michael Houghton, que trabajaba para la empresa farmacéutica Chiron, trabajó incansablemente para poder aislar  la secuencia genética del virus y crear una colección de fragmentos de ADN a partir de ácidos nucleicos en la sangre de un chimpancé  infectado, Charles M. Rice respondió una importante pregunta: “¿podría el virus por sí solo causar hepatitis?” Para responderla tenían que descubrir si el virus clonado podía replicarse y causar enfermedades. Rice,  investigador de la Universidad de Washington en St. Louis, junto con otros científicos, descubrió “una región previamente no caracterizada en el extremo del genoma del virus de la hepatitis C que sospechaban que podría ser importante para la replicación del virus”, detallan.

La Organización Mundial de la Salud estima que en 2016 murieron una 400 mil personas por el virus de la hepatitis C. Fármacos antivirales como el sofosbuvir pueden curar hasta el 95% de los casos, pero su precio es inaccesible en muchos lugares del mundo.

El premio que recibirán Alter, Rice y Houghton asciende este año 1,2 millones de dólares. La totalidad de los premios se entregarán el 10 de diciembre. El premio Nobel de Medicina del año pasado fue otorgado a William Kaelin, Gregg Semenza y Peter Ratcliffe por su descubrimiento sobre cómo las células perciben el oxígeno.

ANUNCIO