Descubren restos de prehistórica mina anterior a los mayas en una cueva submarina de Yucatán

La cultura sería casi 10,000 años más joven que los mayas.
(Herbert Mayrl / Proyecto Gran Acuifero Maya)

Las culturas mesoamericanas practicaban la minería mucho, mucho tiempo antes de que las grandes culturas del continente florecieran. Así lo remarca una reciente investigación que señala el descubrimiento de una prehistórica mina por lo menos 10,000 años más antigua que los mayas encontrada en una cueva submarina de Yucatán, Quintana Roo.

También te recomendamos: Arqueólogos descubren una enorme estructura maya, la más grande conocida

La prehistórica cultura que habitó la península de Yucatán antes que los mayas habría practicado la minería del ocre, un mineral usado en la fabricación de vasijas, herramientas, pigmentos entre otras cosas, según una nueva investigación. Durante el período de transición del Pleistoceno al Holoceno, la cultura habría utilizado herramientas hechas a base de estalactitas para erosionar las rocas y obtener el valioso mineral.

La datación por radiocarbono arrojó que las minas tienen una antigüedad de entre 10 y 12 mil años. En ese entonces no se encontraban sumergidas bajo el agua, aunque acceder a ellas era todo un reto por lo estrecho de las cavidades, con secciones que no pasan de los 70 cm de ancho. Los científicos estiman que se inundaron hace 7 u 8 mil años.

Sorprendetemente los antiguos habitantes lograron introducirse en las cuevas a una profundidad de hasta 650 metros, muy lejos de la luz natural.

(Asbjørn Hansen / Flickr)

Dentro de la cueva submarina los investigadores descubrieron pozos de extracción y martillos fabricados con estalactitas, además de señales de navegación hechas a base de cúmulos de rocas, señales también conocidas como mojones. Esto les habría permitiro ubicarse dentro del intrincado sistema de cuevas.

“La sofisticación y extensión de las actividades demuestra una disposición a aventurarse en las zonas oscuras de las cuevas para hacer un reconocimiento y recolección del que era un recurso mineral altamente valorado” comentan los investigadores.

La investigación también descubrió restos de resina, presumiblemente de árboles, en los contenedores para el fuego, señalando de esa manera el uso de antorchas dentro de las minas.

El ocre era usado para fabricas utensilios y algunas herramientas, pero también algunos productos medicinales, como ungüento para las quemaduras del sol y repelente de insectos.