Científicos daneses encontraron que la vacuna contra la malaria puede eliminar células cancerosas.

Un equipo de científicos de la Universidad de Copenhague en colaboración con investigadores de la Universidad de Columbia Británica en Canadá investigaban la manera de desarrollar una vacuna para proteger a mujeres embarazadas de la malaria, cuando descubrieron ciertas propiedades que también podrían ser la clave en la cura contra casi todos los tipos de cáncer.

Durante el estudio de esta variante de la vacuna, los científicos encontraron que los hidratos de carbono existentes en el parásito de la malaria que se adhieren y dañan la placenta, también tienen la posibilidad de tener un efecto letal en las células cancerosas.

Así que los científicos encontraron la manera de crear la misma proteína que utiliza el parásito para unirse a la placenta y por otra parte añadieron una toxina; esta combinación es capaz de ser absorbida por las células cancerosas y cuando este fenómeno ocurre, la toxina comienza a liberarse, provocando la muerte de las células cancerosas.

Hasta ahora, el experimento solamente se ha probado en cultivos celulares y en algunos ratones con cáncer, logrando con el tratamiento, curar del cáncer de próstata a dos de los seis animales que lo padecían.

Los resultados han sido increíblemente eficaces, curando el 90% de todos los tipos de cáncer, por lo que el próximo paso para los científicos, es comenzar a probar el medicamento en seres humanos durante unos cuatro años para probar su compatibilidad y asegurar que no haya efectos secundarios graves, de ser exitosas las pruebas, es posible que estemos cada vez más cerca de la cura contra el cáncer.

vía Independent

fuente Universidad de Copenhague

temas