No sólo se trata de números y calorías, también de los efectos que causa en nuestro cuerpo.

Pocas veces se ha visto una bebida tan exitosa como el Unicorn Frapuccino de Starbucks. Una bebida que tiene como claro propósito explotar el gusto por los colores chillones, las chispitas, la crema batida, y las grandes dosis de azúcar.

Más allá de los colores, sabores, y su espectacular nombre, no podemos evitar pensar en la enorme cantidad de calorías que contiene esta bebida. Pero, ¿qué contiene realmente esta bomba calórica vestida de rosa y azul?

Según la página oficial de Starbucks, estos son todos los ingredientes del Unicorn Frapuccino:

Hielo, leche, jarabe Crème Frappuccino (agua, azúcar, sal, saborizante natural y artificial, goma de xantano, sorbato de potasio, ácido cítrico), crema batida (crema, mono y diglicéridos, carragenano) jarabe de vainilla (azúcar, agua, saborizante natural, sorbato de potasio, acido cítrico), jarabe de mango (azúcar, agua, concentrado de jugo de mango, saborizante natural, concentrado de fruta de pasión, ácido cítrico, sorbato de potasio, cúrcuma, goma arábiga), topping azul (jarabe de chocolate blanco, azúcar, leche descremada condensada, aceite de coco, manteca de cacao, saborizante natural, sal, sorbato de potasio, monoglicéridos), jarabe clásico (azúcar, agua, saborizante natural, sorbato de potasio, ácido cítrico), polvo azul agrio [ácido cítrico, colorante (spirulina, agua, azúcar, maltodextrina, ácido cítrico)], polvo rosa [dextrosa, colorante vegetal (manzana, cereza, rábano, patata dulce)]”

Para abordar el tema más a fondo, analizaremos la bebida en su tamaño “Venti”, que con sus 710 mililitros es la más grande que ofrece Starbucks.

Así, el Unicorn Frapuccino tiene 500 calorías, 18 gramos de grasa (de los cuales 11 son de grasa saturada y 0.5 de grasa trans), 79 gramos de carbohidratos, 76 gramos de azúcar, y 7 tristes gramos de proteína. Eso representa casi 4 cucharadas de azúcar, y los carbohidratos alrededor de 3 rebanadas de pan blanco. Los 18 gramos de grasa podrían compararse con comerse una cucharada de margarina.

Un hombre adulto sedentario de entre 19 y 30 años necesita alrededor de 2,400 calorías al día. Una mujer de la misma edad alrededor de 2,000. Un niño de 8 años, por ejemplo, necesita 1,400 y una niña 1,200 calorías diarias. Un Unicorn Frapuccino representa el 25% de lo que debe comer una mujer sedentaria en todo el día, o el 20.8% en el caso de un hombre. Para un niño, la bebida representaría el 35.7%, y para una niña el 41.7%.

Si quisiéramos comer 500 calorías de manzanas, necesitaríamos comer 4 frutas y media. Si fueran naranjas, serían 5. Si quisiéramos beber 500 calorías de Coca-Cola, otro campeón del azúcar, necesitaríamos tomarnos 1.2 litros.

Más allá de las calorías

Además de las cifras, hay consideraciones importantes que hacer al respecto. Si esta cantidad de calorías fuese adquirida con otros alimentos, tendrían una gran cantidad de nutrientes, como sales, minerales y vitaminas. En cambio, consumirlas en forma de un enorme dulce no provee ningún valor nutricional más allá del calórico.

Un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition, demostró que las bebidas azucaradas tienen un gran impacto como causantes de obesidad, principalmente porque pese a tener una notable cantidad de calorías, la sensación de saciedad que nos causan es muy inferior a la que nos causaría ese mismo numero de calorías al ser ingeridas de otra forma. Esto implica que el consumo crónico de bebidas azucaradas aumenta considerablemente el riesgo de obesidad y de diabetes, incluso considerando que la obesidad per sé aumenta la posibilidad de desarrollar diabetes.

Los datos nutrimentales del Unicorn Frapuccino resultan ideales para ser usados como ejemplo en este caso: se trata de una bebida azucarada de enorme contenido calórico y que, sin embargo, no tiene nutrientes que respalden semejante consumo calórico. En las palabras de los investigadores a cargo del estudio: “Las bebidas azucaradas proveen muy pocos beneficios nutricionales y promueven el aumento de peso y la probabilidad de desarrollar diabetes, fracturas, y caries dentales”

Si bien el placer de comer es uno de los mayores en la vida y tomarnos un Unicorn Frapuccino no nos provoque nada más que remordimiento, debemos ser conscientes antes de los efectos que causa el consumo de este tipo de bebidas a largo plazo. Por suerte, esta bomba azucarada sólo estará disponible por un tiempo limitado.

temas