El joven de 19 años fue ganador del Premio Nacional de la Juventud 2014.

Cristóbal Miguel García Jaimes, estudiante de primer semestre de Física en la Facultad de Ciencias de la UNAM, fue el acreedor del Premio Nacional de la Juventud 2014 en noviembre pasado, con lo que muchos medios, incluyendo algunos extranjeros, voltearon a ver su trabajo. Lo anterior se debe a que el proyecto por el que Cristóbal consiguió el reconocimiento es un acelerador de partículas, que construyó invirtiendo únicamente 1,000 pesos y que está diseñado para fines académicos, sobre todo como forma de acercar la ciencia a jóvenes de secundaria.

“El acelerador se compone de una fuente de partículas, un sistema de aceleración, un sistema óptico electrónico y un objetivo, una pantalla fluorescente que destella cuando llegan los electrones. Mi sueño es que cada escuela secundaria tenga uno, para que los alumnos se adentren en la ciencia y vean que los aceleradores pueden ser algo común y cotidiano”, dice Cristóbal.

El acelerador de partículas de fue un proyecto que el joven inició a los 17 años cuando estudiaba en la ENP 6 de la UNAM como parte de la Feria de las Ciencias, y en el cual invirtió poco más de ocho meses de trabajo. Durante el proceso de construcción de su invento, Cristóbal fue asesorado por el profesor Efraín Chávez Lomelí, quien lo invitó a permanecer en su laboratorio después de que terminó una estancia en el Instituto de Ciencias de la UNAM.

“El proyecto ganó en la Feria de las Ciencias de la UNAM. Al presentarlo en el Congreso Nacional de Física me convertí en el expositor con menor edad en las 57 ediciones del encuentro”, comentó el universitario.

A su corta edad el estudiante de Física ya escribe una columna sobre divulgación científica titulada Como por Arte de Ciencia, que se publica en medios de circulación nacional. Aún así, tiene que trabajar como velador de un edificio para solventar los gastos de sus estudios.

Cristóbal-Miguel-García-Jaimes-2
Cristóbal creó el acelerador de partículas con el que ganó el Premio Nacional de la Juventud 2014

Recientemente se dio a conocer que Cristóbal, junto con otros compañeros de la Facultad de Ciencias, creó la Fundación Ciencia sin Fronteras, la cual busca apoyar a gente de escasos recursos con talento.

“Por cada joven que estudia, México duplica su ganancia a futuro, porque es un elemento menos para el mal y uno más para el buen desarrollo de la nación. No niego que tenemos problemas, pero unidos podremos superarlos”, afirma el científico.

Cristobal cree que  la ciencia puede ser una opción de vida que ayude a que muchos jóvenes se alejen de la delincuencia y el narcotráfico. Pero para que eso sea factible debe de incrementarse el número de becas científicas que actualmente están al alcance de las personas de escasos recursos. Por eso Cristóbal está seguro de que Ciencia Sin Fronteras debe alentar a los estudiantes de comunidades marginadas para salir adelante por medio de la educación, pues de hecho el joven es originario de San Miguel Totolapan, Guerrero, una de las comunidades indígenas más pobres del país,

“Estoy convencido de que el próximo Einstein puede estar en lugares como Guerrero o Michoacán”, aseguró el guerrerense.

Por el momento, la fundación está realizando un acopio de libros para llevarlos a comunidades marginadas. Además tienen planes de expandir Ciencias sin Fronteras a lo largo de Latinoamérica, si estás interesado en contactarlos puedes hacerlo desde este enlace.

vía Proceso

fuente Milenio

temas